Recreación virtual del recorrido del tranvía a su paso por la calle Honda, que será de nuevo peatonal. :: CEDIDA
Jerez

Reducir el ancho del tranvía permitirá su paso por la calle Honda

El moderno medio de transporte, con una frecuencia de paso de 15 minutos, tendrá varias paradas en pleno centro

JEREZ.Actualizado:

«Es la mejor opción, para el comercio y para el interés general, y por eso vamos a defender que se respete el trazado original». El delegado de Urbanismo, Juan Pedro Crisol, defendía recientemente a capa y espada su apuesta porque el tranvía pasara por las céntricas calles Honda y Medina. La viabilidad de este proyecto está totalmente garantizada si se tiene en cuenta cómo quedará Honda una vez peatonalizada: una plataforma única con 3,30 metros para el tranvía y dos márgenes (1,66 y 1,76 metros) con espacio suficiente para el paso de peatones.

El tranvía, por tanto, ocupará sólo tres centímetros más de los que actualmente copa la calzada (3,30 metros) por la que circulan los vehículos. Así se puede comprobar en la documentación, a la que ha tenido acceso este medio, del proyecto de construcción del sistema tranviario en Jerez.

Sostenible y silencioso

«Va a ser un medio eléctrico, sostenible, silencioso y que cumplirá todos los parámetros de seguridad», garantizó el delegado de Urbanismo, Juan Pedro Crisol. Un medio de transporte que se inspira en la filosofía de otros, como por ejemplo el que funciona en Bilbao; a diferencia del que está en marcha en la capital hispalense, de tipo más turístico. La frecuencia de paso del mismo será de 15 minutos.

El ambicioso proyecto, en el que la Junta invertirá nada menos que 150 millones de euros, debe comenzar a tomar forma este año. La línea 1 recorrerá la ciudad de una punta a otra a través de 7, 6 kilómetros, con el punto de partida fijado en la avenida Voltaire, a la altura de Hipercor. Desde ahí, el citado medio de locomoción viajará a través de numerosos puntos hasta llegar al Hospital de Jerez.

También se sabe ya que el número previsto de paradas es de 16, con un intervalo de aproximadamente 400 ó 500 metros entre cada una, lo que permitirá una amplia cobertura que abarcará el centro sanitario, el Campus universitario y diversos equipamientos comerciales, culturales y administrativos.

Entre las principales paradas, Crisol hizo hincapié en las que habrá situadas en pleno centro: Rotonda del Minotauro, frente a La Moderna y a la altura de La Victoria, en el cruce de Porvera y Lealas.

La plataforma del tranvía irá colocada en el centro de la calzada y contará con prioridad semafórica, por lo que en muchas calles de la ciudad deberá ser reestructurada la circulación.

El citado recorrido proseguirá por avenida Caballero Bonald, avenida Fernando Portillo, avenida de Arcos, calle Paquera de Jerez, Paseo de las Delicias, Rotonda del Retiro, calle Cartuja y Rotonda del Minotauro. A partir de ahí, proseguirá por Medina y Honda.

Luego continuará por Rotonda de los Casinos, Larga, Porvera, Lealas, Plaza de la Constitución, Avenida Serrana y llegará hasta las proximidades del Hospital.

Por allí precisamente es por donde se van a comenzar las obras, confirmó a este medio Crisol.

Una de las novedades, explicó, es que se ha estudiado ya cómo acometer el proyecto para que en Semana Santa no influya en el funcionamiento de los palcos. Así, el tranvía llegará desde Hipercor hasta calle Honda; y desde el hospital hasta la calle Porvera.

Pese a la polémica suscitada, por tanto, el Ayuntamiento tiene ya meridiamente claro que el tranvía pasará por Honda y Porvera. Precisamente por ello, se ha decidido que la primera de las vías, actualmente peatonal, se abra a totalmente a la circulación a partir del 1 de julio. Al menos, hasta que esté funcionando el moderno sistema de transporte, cuando volverá a ser peatonal. Como se puede comprobar, el destino de la céntrica calle y el del tranvía están indisolublemente unidos.

Reorganizar los autobuses

También explicó Crisol que su puesta en marcha obligará a reorganizar las paradas de autobuses, para que ambos medios de transporte queden totalmente acoplados: «Y la gente tendrá que acostumbrarse al sistema de transbordos, como ya ocurre en otras ciudades modernas como Jerez».

El gobierno local ya ha intensificado las acciones de difusión de las ventajas que traerá a Jerez entre los afectados, por ejemplo los comerciantes de Honda.

El proyecto cada vez va tomando más forma desde aquella presentación que hizo la Junta en La Atalaya y que ahora suena tan lejana, en febrero de 2009. El consejero de Obras Públicas y Transportes, Luis García Garrido, lo anunció en Jerez a bombo y platillo junto a la alcaldesa.

También se desgranó entonces que contará con tres líneas, la primera de las cuales se conoce ya al completo tras los vaivenes que ha sufrido el trazado a raíz, sobre todo, de las denuncias de los comerciantes por la estrechez de algunas calles como Honda y Medina.

Un ambicioso tranvía a la altura de una ciudad con unas características muy determinadas, cuya población ha crecido un 12% en los últimos diez años. En la actualidad, se producen en Jerez 368.000 desplazamientos, lo que supone 1,8 viajes por habitante y día.

Más transporte público

De todos estos recorridos, el 54% se realiza en vehículos particulares; el 33% de forma no mecanizada; el 8% en transporte público y el 5% restante por otros medios. Unas cifras que el gobierno municipal confía modificar con esta iniciativa, que busca como uno de sus principales objetivos el fomento del transporte público.

La iniciativa se enmarca en la apuesta global de la Junta por un modelo sostenible, respetuoso con el medio ambiente y que invite al ciudadano a aparcar su vehículo propio. La Junta destaca que, además del de Jerez, ahí están los ejemplos de Sevilla, así como de Granada y Málaga. Además, subraya la existencia de la tarjeta única, por la que se podrá utilizar este tipo de transporte en todos los puntos de la comunidad autónoma.

El tranvía es una de las propuestas del gobierno local incluidas en el plan de movilidad, donde hay que enmarcar también la red de carriles-bici (el primer itinerario ya está en marcha) y la nueva red de autobuses. Otras medidas, como el cambio de circulación de la calle Porvera, quedaron en el aire debido a las múltiples protestas de diversos colectivos. Ahora, el tranvía espera insuflar algo de oxígeno a un centro muy necesitado de nuevas actuaciones.