será presentado mañana a las 13.00 horas

El Cádiz hace oficial el fichaje de Ion Erice

El mediocentro zurdo que pertenecía al Osasuna, llega procedente del Huesca.

CádizActualizado:

Erice llega con el visto bueno de su paisano Javi Gracia. Ambos nacieron en Pamplona. «Personalmente no lo conozco, pero sé mucho de él y conozco su historial. De la plantilla del Cádiz coincidí con Borja Rubiato en el Osasuna B». Aparte del filial osasunista, jugó cedido el año pasado en el Málaga. Aunque se caracteriza por ser un medio defensivo, se defiende con el balón en los pies. Posee buen desplazamiento con su pierna izquierda.

Tiene muy claras sus preferencias por la escuadra amarilla. «El Cádiz es el mejor equipo de Segunda B. Eso lo digo yo y cualquier persona a la que le pregunten. Es de las mejores opciones que pueden existir, pero no sólo de Segunda B, sino también de Segunda A. Es un equipo al que todo el mundo sigue. Lo raro es que milite en esa categoría. Su lugar está entre Primera y Segunda, como se ha demostrado a lo largo de la historia», explicó.

El mediocentro zurdo que pertenecía al Osasuna, estaba cedido en el Huesca hasta final de temporada. La falta de protagonismo en el equipo de Antonio Calderón, ha motivado su deseo para cambiar de aires en el mercado invernal.

Peguero ha negociado su incorporación con Bahía Internacional, la agencia que lo representa, desde la semana pasada. Llega con la carta de libertad, ya que termina contrato con el Osasuna el 30 de junio. Hoy se han solventado los últimos flecos antes de firmar los contratos.

El futbolista se mostraba anoche a la expectativa antes de viajar a la capital gaditana. «Estoy esperando a que mis representantes lleguen a un acuerdo. No puedo decir mucho más. Hasta que las cosas no son seguras es mejor no hacerse a la idea porque luego llegan las desilusiones», comentó a LA VOZ.

El club cadista también espera cerrar en las próximas horas la contratación de Urko Arroyo. Intentará salvar las últimas diferencias con el Athletic y su representante para atar al extremo izquierdo.