Sindicatos y trabajadores de la concertada denuncian la pérdida de derechos en San Telmo - Vanessa Gómez
Educación en Andalucía

Trabajadores de los centros de educación concertados reclaman 25 millones de euros a la Junta de Andalucía

Los sindicatos denuncian que la paga por antigüedad no se abona desde 2013

SevillaActualizado:

Cinco años son los que lleva la Junta de Andalucía sin abonar la paga extraordinaria por antigüedad a los docentes de los centros de educación concertados. Esto se traduce en más de 2.000 profesionales a los que se les debe más de 10.000 euros desde el mes de agosto del año 2013.

Éste es sólo uno de los motivos por los que la Plataforma por la Homologación en Andalucía (PHA) reunió ayer a más de 300 personas - entre profesionales docentes y no docentes - en las inmediaciones del Palacio de San Telmo. Según la portavoz de esta plataforma, Águeda Lara, los trabajadores de los centros concertados ven cómo van perdiendo derechos progresivamente sin que nadie haga nada por evitarlo y denuncia que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, incumple la Ley de Educación de Andalucía.

«Los centros concertados forman parte del Sistema Público Andaluz. Esto quiere decir que son financiados con fondos públicos y siguen los criterios de escolarización que dictamina la Consejería de Educación. ¿Por qué no tenemos las mismas condiciones laborales y sociales?», pregunta.

Jubilación a los 67

A las puertas de San Telmo también se encontraban los sindicatos representativos de la Mesa de la Enseñanza Concertada en Andalucía (FSIE, USO, YGT y CCOO), que centraron sus reclamaciones en el abono de la paga por antigüedad, el pago de un complemento autonómico para el Personal de Administración y Servicio, y la equiparación a la hora de la jubilación.

Respecto al abono de la paga por antigüedad, los sindicatos aseguran que la Junta incumple el Convenio Colectivo del sector y que es «una decisión política», ya que el Tribunal Supremo dictaminó que el abono de esta paga está condicionada por la disponibilidad presupuestaria y, según fuentes sindicales, Díaz se acoge a esto para seguir sin hacer frente a los pagos.

«La paga es un derecho salarial que los profesionales no reciben desde agosto de 2013. Esta deuda alcanza los 25 millones de euros, si esta situación se hubiera producido en los centros públicos la Consejería habría ardido», afirma Silvia Santos, secretaria general del sindicato FSIE.

Respecto a las jubilaciones, Carlos Pérez-Gieb, de UGT Cádiz, asegura que «los funcionarios docentes se jubilan con 60 años, mientras que los de la concertada van camino de los 67».

Es por lo que los presentes en la concentración acusan a la Junta ser «mezquina» y de dar prioridad a los centros públicos, mientras que los concertados van consiguiendo logros «poco a poco» y con el hándicap de tener que negociar tanto con empresarios como con administración.

Por todo esto, los sindicatos exigen abrir de inmediato un proceso negociador para abonar las deudas salariales pendientes y la creación de un complemento autonómico para el Personal de Administración y Servicio. Mientras que otras voces, como la del PHA, exige la total homologación de derechos laborales y sociales.