Sede de la Consejería de Vivienda
Sede de la Consejería de Vivienda - RAUL DOBLADO
EQUIPAMIENTO

La Cámara de Cuentas detecta pagos sin justificar por programas de vivienda de la Junta de Andalucía

El órgano fiscalizador alerta del riesgo de prescripción de ayudas por el retraso en la fiscalización, según una auditoría de 2015

SEVILLAActualizado:

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha detectado pagos pendientes de justificar por importe de 4,38 millones y una demora superior a cuatro años en la fiscalización del programa de vivienda, rehabilitación y suelo correspondiente al cierre del ejercicio 2015.

En su informe de auditoría la Cámara de Cuentas alerta de que, dada la antigüedad de los vencimientos -en algunos casos anterior a 2012-, el riesgo de prescripción es muy elevado y aboga por que se «analice la procedencia o no de exigencia de reintegro o de depuración de saldos».

Además, señala que la justificación de las transferencias con asignación nominativa de 2015 a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) para financiar actuaciones del programa de ayudas Renove a la rehabilitación de edificios de viviendas y de rehabilitación integral, renovación urbana y erradicación del chabolismo, con un importe de 1.632,82 y 3.030,82 millones, respectivamente, se basa en certificaciones de pagos a beneficiarios que no acreditan la realización de la actividad.

Por tanto, según el órgano de fiscalización, se debe incorporar la documentación exigida en las resoluciones por las que se autorizan las ayudas.

Con carácter general, el informe constata que la tramitación de los expedientes de subvención y subsidiación a promotores de vivienda adolecen de falta de análisis y verificación del coste de la actuación subvencionada a efectos de determinar el «eventual exceso de financiación».

En la convocatoria 2014 de subvenciones a personas en situación de especial vulnerabilidad para el alquiler de vivienda, en régimen de concurrencia competitiva, se producen retrasos en los trámites de aprobación y publicación de las bases reguladoras, la concesión de las subvenciones, la justificación por las entidades gestoras colaboradoras, la revisión de las justificaciones y la exigencia, en su caso, de reintegro, que "inciden en el elevado índice de incumplimientos de las bases por los perceptores o beneficiarios".

En relación con las subvenciones a inquilinos en situación de especial vulnerabilidad y a personas en especiales circunstancias de emergencia social, se han detectado dificultades en su aplicación y diferencias de interpretación por las organismos provinciales.

Asimismo, la Cámara de Cuentas confirma que la Consejería de Fomento y Vivienda no dispone de un plan estratégico con horizonte plurianual que abarque, entre otros, el ejercicio 2015.

Así, durante 2013 a 2015, ambos inclusive, no consta un «plan ordenado, estructurado e integrado de las diversas líneas de actuación de la Consejería en materia de vivienda, rehabilitación y arquitectura, donde se definan y desarrollen objetivos, programas, actividades e indicadores, así como los mecanismos y órganos encargados de su seguimiento y evaluación».

La Cámara recomienda comprobar las justificaciones presentadas por la AVRA de las transferencias con asignación nominativa a programas de rehabilitación, renovación urbana, erradicación del chabolismo y ayudas Renove para la rehabilitación de edificios, cuya justificación se base en pagos efectuados a los beneficiarios para verificar si se basan en gastos realizados y aplicados a la finalidad de acuerdo con la normativa reguladora.