Celia Villalobos abraza a Juanma Moreno en presencia de José Ignacio Landaluce en la reunión de la Junta Directiva regional de este viernes
Celia Villalobos abraza a Juanma Moreno en presencia de José Ignacio Landaluce en la reunión de la Junta Directiva regional de este viernes - J.M. Serrano
Nuevo Gobierno andaluz

Juanma Moreno afronta el último tramo hacia San Telmo

El próximo día 3 empezará la ronda de contactos en el Parlamento andaluz para proponer a un nuevo presidente y el 17 será la sesión de investidura que sentará a Juanma Moreno en el palacio de San Telmo

SevillaActualizado:

El acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos para sentar a Juanma Moreno en el sillón de presidente de la Junta de Andalucía tiene todavía varios obstáculos que superar pero todas las conversaciones van por buen camino y, salvo sorpresa mayúscula, el líder popular será presidente de la Junta el 17 de enero.

Las conversaciones se están manteniendo en dos líneas diferentes, la nacional y la andaluza. En Madrid, Teodoro García Egea, número dos del PP nacional, será el encargado de negociar con el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, las peticiones de esta formación para apoyar la investidura de Moreno. Aquí hay una premisa. No se va a modificar ni una coma de los 90 puntos de acuerdo firmado entre PP y Ciudadanos... salvo que la formación naranja dé su visto bueno expreso.

En este contexto se pronunciaba este viernes el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, quien dejó claro que la negociación es con el PP y que no se han sentado con Vox, por lo que si finalmente hay un acuerdo entre su formación y el PP, Vox y el resto de partidos en el Parlamento andaluz tendrán que posicionarse. «Los demás partidos tendrán que decidir qué votan o sí bloquean; no va a haber otro tipo de pacto, ni de escenario».

Por otro lado, Juanma Moreno y Juan Marín van a empezar a negociar la estructura del Gobierno andaluz para después decidir los nombres de quienes ocuparán las diferentes carteras. Lo que sí han decidido es que habrá menos consejerías —ahora hay 13 y pueden quedarse en 10 aunque está por ver qué papel se otorga a la vicepresidencia de Juan Marín— y que habrá nombres independientes en cargos de relevancia, una apuesta concreta de Ciudadanos que ya ha empezado a sondear a diferentes perfiles.

El reparto de carteras está abierto ya que el propio Marín ha reconocido que dependerá del peso de las mismas y no tanto de un reparto cuantitativo, ya que no es igual gestionar Educación o Sanidad que Cultura, según sus propias palabras. Eso sí, pretende que quien ostente la Presidencia de la Junta (es decir, el PP) no tenga también la cartera de Hacienda a pesar de que esa es precisamente la petición de los populares. Ciudadanos demanda las competencias de Presidencia y de Administración Local, que podrían ir unidas a la Vicepresidencia que ostentará Juan Marín.

Tiempo de responsabilidad

La negociación del Gobierno andaluz copa ahora mismo todas las energías de Juanma Moreno que este viernes reunió a su Junta Directiva regional para mandar un mensaje claro: negociará con Vox lo que sea necesario parar lograr su apoyo a la investidura, «porque es tiempo de responsabilidad y hay que apartar la tentación del tacticismo y la visión sobre lo que puede pasar en mayo», aseguró en una clara referencia a la municipales. «Hay que tener humildad y generosidad para apartar nuestros legítimos objetivos y pensar en los intereses de todos los andaluces», aseguró tratando de tranquilizar a los alcaldes que están preocupados por la influencia de Vox.

Moreno recibió en este órgano más aplausos de sus cuadros que en los cuatro años que lleva como líder del PP y, por cierto, vio a algunas personas que hacía años que no pisaban la sede del partido.