La población de esta especie se ha reducido casi en un 70% en Andalucía en solo diez años.
La población de esta especie se ha reducido casi en un 70% en Andalucía en solo diez años. - ABC
Medio Ambiente

«El ave más rara de España», al borde de la extinción en Andalucía

Expertos ornitólogos alertan de que los últimos ejemplares de esta especie africana que quedan en Granada y Almería podrían desaparecer en cinco años

GranadaActualizado:

Se la conoce como alondra ricotí (chersophilus duponti) y es el «ave más rara de España», según la Plataforma por la Conservación de las Aves Esteparias y sus Hábitats en Andalucía, que ha alertado de los pocos ejemplares de esta especie que quedan «en sus últimos reductos de Granada y Almería». La asociación de expertos ornitólogos ha denunciado que, «en solo cinco años», podría «desaparecer de Andalucía».

Entre las causas, apunta la plataforma, destaca la «profunda y preocupante transformación» del mundo rural en Andalucía. Los datos son alarmantes: en solo diez años, la población de esta especie se visto reducida en un 66,8%, lo que la aproxima velozmente a su extinción. Solo quedan 15 ejemplares machos de esta especie en toda la región, a los que se suman poblaciones más numerosas en Murcia y Albacete.

Juan Traba, experto de la Universidad Autónoma de Madrid, ha lamentado la «delicada situación» en la que se encuentra la especie en Andalucía, donde solo habita en cuatro enclaves «muy reducidos». En concreto, uno en Granada (Lomas del Padul) y tres de Almería: Cabo de Gata, Sierra de Gádor y el desierto de Tabernas-Sorbas.

La alondra ricotí es un pequeño pájaro propio de las estepas leñosas del norte de África. En Europa sólo está presente en España. Los cambios socioculturales y climáticos, especialmente significativos en el sureste peninsular, por donde entra la avanzadilla de la desertificación, podrían poner «fin a la presencia de una de las aves más emblemáticas y exclusivas de las estepas naturales andaluzas».

Sería «toda una pérdida para el patrimonio de los andaluces, ya que es ejemplo vivo de un mundo rural, de unas formas de vida, en claro proceso de desaparición», han valorado desde la plataforma, donde ha apuntado que las causas principales de este «dramático declive» se encuentran en la roturación y fragmentación de las estepas leñosas que habita a favor de los cultivos intensivos de olivar y almendros y la implantación de infraestructuras de energía solar y eólica, entre otros aspectos.

Para frenar la pérdida de ésta y otras especies de aves esteparias, la plataforma ha elaborado una batería de 16 medidas que «ya cuentan con el apoyo de más de 60 instituciones y personalidades científicas de ámbito nacional e internacional», entre las que se insta a la administración a crear el Pacto Andaluz por la Conservación de las Aves Esteparias y sus Hábitats, que implique la colaboración entre administraciones y ponga en valor los agricultores y sus prácticas.