Los líderes del tripartito: Rafael Blázquez (Ganemos), Isabel Ambrosio (PSOE) y Pedro García (IU)
Los líderes del tripartito: Rafael Blázquez (Ganemos), Isabel Ambrosio (PSOE) y Pedro García (IU) - Valerio Merino
Política

IU y PSOE de Córdoba se quedan sin margen para «vender» logros locales por las Generales

Una instrucción de la Junta Electoral Central recuerda que la prohibición afecta a «cualquier poder público»

CórdobaActualizado:

El adelanto electoral decidido por el presidente del Gobierno para las generales del 28 de abril ha dejado sin margen a los alcaldes de su partido, entre ellos a la de Córdoba, Isabel Ambrosio, para poder hacer propaganda política de su gestión, en el caso de que tengan elementos para ello. Hoy verá la luz en el Boletín Oficial del Estado la convocatoria de los comicios al Congreso y al Senado. Con ella, entran en vigor también las instrucciones de la Junta Electoral Central que desde 2011 vetan que se pueda realizar publicidad política usando las consecuciones realizadas. En concreto, los cortes de cinta, inauguraciones, primeras piedras y similares. En el día de ayer la alcaldesa ya tuvo un día muy apretado de agenda, con actos desde la mañana hasta la noche.

Una de las cuestiones que ha dejado muy clara siempre la Junta Electoral es que la convocatoria de elecciones obliga a abstenerse de hacer publicidad política «a los poderes públicos». Y ello obliga a la totalidad de las instituciones del Estado. En este caso, la alcaldesa y el cogobierno tendrán que hacer mutis por el foro mucho antes ya que lo habitual es que no exista una cercanía tan pronunciada entre dos convocatorias electorales. Por ejemplo, las calles se podrán reurbanizar pero la alcaldesa no tendrá la ocasión de realizar ningún acto para celebrar ese desarrollo. Esa prohibición se extiende también a la puesta en marcha de servicios administrativos que sean novedad.

En estos momentos, el Consistorio tiene un enorme paquete de obras procedentes del «Mi barrio es Córdoba» que va a empezar. El Ayuntamiento no va a poder colocar ni un mal cartel destacando su gestión durante los días previos a la convocatoria de las elecciones municipales propiamente dichas. Entre las que están de inicio muy próximo se encuentran, por ejemplo, la reforma de lo que faltaba del eje de la calle Rodríguez Marín, donde ya se han ejecutado las obras previas.

LaJunta Electoral Centralemitió en 2011, cuando aún las redes sociales no tenían el impacto actual sobre la intención de voto, una instrucción para regular y aclarar lo que se puede o no se puede hacer. En ella se lee: «Deben entenderse comprendidas en dicha prohibición, entre otras actividades, la edición y reparto durante el periodo electoral con financiación directa o indirecta de los poderes públicos, de libros, revistas, folletos, cuadernos, catálogos, trípticos, soportes electrónicos (cd, dvd, memorias usb, etc...); el envío de correos electrónicos o de mensajes sms; la distribución de contenidos por radiofrecuencia (bluetooth), o la inserción de anuncios en los medios de comunicación, que contengan alusiones a los logros obtenidos por cualquier poder público, o que utilicen imágenes, sintonías o expresiones coincidentes o similares a las empleadas en sus propias campañas por alguna de las entidades políticas concurrentes a las elecciones».

La clave está en la expresión «cualquier poder público», que limita por tanto a las instituciones locales en la campaña electoral para el C0ngreso y el Senado. La instrucción completa puede leerse aquí.