José Antonio Nieto, durante una entrevista en Córdoba
José Antonio Nieto, durante una entrevista en Córdoba - Valerio Merino
JUNTA DE ANDALUCÍA

Los nombres cordobeses que marcarán la legislatura de la Junta de Andalucía

La ubicación de José Antonio Nieto, en el Gobierno o fuera, será una de las claves

CórdobaActualizado:

A mediados del mes de enero, si nada se tuerce, tendrá lugar la toma de posesión de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía y de Juan Marín como vicepresidente. Siempre que las negociaciones con Vox no hagan saltar por los aires la situación prevista y conduzcan a unas nuevas elecciones, la realidad es que los partidos que entrarán en el Gobierno no van a tener un margen de maniobra enorme para las primeras filas.

Una de las claves es la posición de José Antonio Nieto, exalcalde de Córdoba, en el PP andaluz. La entrada en el Gobierno andaluz sería la opción lógica dado el perfil institucional. Que se quedara fuera, como se apunta ya abiertamente, se leería como una situación interna de los populares tras la decisión de Juan Ignacio Zoido de no tomar posesión de su escaño por Sevilla. Moreno apostó por Soraya Sáenz de Santamaría mientras que Nieto estuvo en el grupo de María Dolores de Cospedal. Si la ubicación geográfica es un grado, resulta que la lectura de la toma de posesión del Parlamento afirma que quien salía mejor parado es el actual presidente provincial del PP, Adolfo Molina, ubicado a la diestra misma de los que mandan en el partido. Molina no ha tenido, hasta el momento, cargos ejecutivos.

Ciudadanos, a por Hacienda

En Ciudadanos, se señala a Fran Carrillo como uno de los nombres determinantes aunque todos están avisando de que contarán con independientes (es decir, no electos) para cargos de relevancia. Carrillo tiene la confianza de la dirección nacional de Cs con la que ha trabajado en la elaboración de mensajes políticos. Su trabajo ha sido, hasta el momento, de mayor relevancia estratégica. De las negociaciones se sabe que Cs presiona para quedarse con los departamentos de mayor relevancia pública con algún mecanismo interno de primer nivel, como Hacienda.

Durán, apoyo directo de Susana Díaz, vivirá desde dentro la organización del PSOE como oposición

Los socialistas, ahora mismo en estado de depresión profunda, se enfrentan a una realidad. Y es que el partido tiene que reorganizarse para ser oposición. Juan Pablo Durán ha formado parte del equipo de apoyo directo de Susana Díaz. Dos son las tesis que se barajan en este momento. Una es la «operación Vara». Es decir, aguantar en la oposición para que Díaz vuelva a encabezar la lista electoral de los socialistas como candidata más votada en cuanto se convoquen nuevas elecciones. Los menos piadosos creen que Pedro Sánchez no va a dejar de cobrarse todas las cabelleras posibles y reorganizar el PSOE andaluz a su imagen y semejanza. En estos momento, el sanchismo es una fracción pequeña del socialismo andaluz pero los efectos de perder la Junta pueden ser, a efectos internos, de cierta consideración.