Temas

PP

María Soraya Sáenz de Santamaría Antón

Nacida en 1971 en Valladolid, es jurista, abogada del Estado y miembro del Partido Popular.

María Soraya Sáenz de Santamaría Antón imágenes y vídeos

Empieza la batalla en el nuevo PP

Empieza la batalla en el nuevo PP

El inesperado «no» de Feijóo deja la pelota en el tejado de otros candidatos que habrán de dirimir un pulso del que, una vez resuelto, el PP no debiera salir dividido, sino fortalecido con un liderazgo ilusionante y renovador

Dimisiones

Dimisiones

Antes había que ser alguien para dimitir, pero hoy en día si no dimites no eres nadie

La función del Rey, si la moción prospera

La función del Rey, si la moción prospera

El Gobierno deberá presentar su dimisión ante Don Felipe, que nombrará presidente a Pedro Sánchez, según establece el artículo 114.2 de la Constitución, todavía inédito

Almudena Martínez-Fornés Comentar
El crePPúsculo de los dioses

El crePPúsculo de los dioses

«Hasta hace poco, los populares solo tenían que esperar las habituales torpezas de gestión de los socialistas para que el poder volviera a ellos»

Los escraches que Podemos nunca condenó

Los escraches que Podemos nunca condenó

«¿Qué pasa, que nuestros hijos y nuestras madres son de peor condición que la suya?», denuncia Sáenz de Santamaría, que sufrió un escrache, tras las palabras de Pablo Iglesias reivindicando su «intimidad» por la polémica del chalé de Galapagar

Bajada de pantalones

Bajada de pantalones

«Que el Gobierno rinda la dignidad nacional en el acto de toma de posesión del máximo representante del Estado en Cataluña celebrada con vergonzante opacidad es un disparate»

Ni Soraya ni Cospedal

Ni Soraya ni Cospedal

«En el PP nacional manda Rajoy desde hace 14 años y desde esta semana también lo hace en el PP de Madrid»

La maldición del reloj

La maldición del reloj

Fue un día de corrillos y rumores en la Puerta del Sol, donde se jugó a las adivinanzas sobre el futuro del PP en Madrid

Pedro García Cuartango Comentar
Caza al ministro

Caza al ministro

«Catalá se ha convertido en un peligro para la separación de poderes imprescindible en una Democracia»