La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, preside un pleno
La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, preside un pleno - VALERIO MERINO
ECONOMÍA

Estos son los impuestos y tasas para Córdoba en 2019

El Ayuntamiento congela tributos y precios, pero no acometerá bajadas, como reivindica la oposición

CÓRDOBAActualizado:

Los cordobeses afrontan desde el 1 de enero un 2019 que trae una buena noticia del Ayuntamiento de Córdoba para sus bolsillos, aunque podía ser mejor. Por segundo ejercicio consecutivo, el cogobierno municipal PSOE-IU ha congelado sus tributos y tasas. Pero lo ha hecho en medio de las críticas de lo que se puede considerar la oposición en puridad (PP, Cs y UCOR), porque creen que un Consistorio con las arcas llenas y superávit tiene margen para reducir la carga fiscal a la ciudadanía.

Dicha presión fiscal del Ayuntamiento sigue siendo muy superior a la media de las capitales españolas, pese al bajo poder adquisitivo existente en la ciudad. El cogobierno municipal PSOE-IU decidió eliminar, tras hacerse cargo de Capitulares en el verano de 2015, el plan cuatrienal que el PP activó en 2014 para, entre otras cuestiones, bajar los Impuestos de Vehículos (a un ritmo de 1,5% por ejercicio) e ICIO (el de Construcciones y Obras) -merma del 2% por año-. Se aplicó en 2014 y en 2015.

IBI y agua

La congelación de 2019 supone que los cordobeses vayan a pagar en el ejercicio que se acaba de estrenar lo mismo que en 2018 por tributos tan extendidos entre la ciudadanía como el IBI (se abona por tener un piso o un local) o el sello del coche.

El recibo del agua se mantendrá tal cual. No habrá ni siquiera la rebaja que hubo en 2018, cuando se redujo entre 20 céntimos y 1,1 euros (IVA no incluido), dependiendo del lugar de la capital en el que se viviera -se excluyeron de la reducción las zonas de mayor poder adquisitivo-.

Transporte

Aucorsa tampoco moverá sus tarifas. De este modo, el billete sencillo en los autobuses municipales se mantiene en 1,3 euros y el de Feria en 1,6 euros, mientras el viaje en el bonobús se queda en los 0,72 euros, un coste que disminuye hasta los 0,58 y los 0,64 euros para los estudiantes y para las familias numerosas, respectivamente. La tarjeta de 30 días se queda en los 33 euros.

No percibirán en su bolsillo tampoco ningún cambio los usuarios de otro sistema de transporte público: el taxi. Sus tarifas serán las mismas que en 2018, ejercicio en el que el Ayuntamiento aprobó una subida del 1,5%, después de que no se revisaran desde 2014.

Por su parte, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha actualizado, a fecha uno de enero de 2019, el precio de los billetes sencillos y los de ida y vuelta de los Avant y Media Distancia Convencional: un 7% y un 3,5%, respectivamente. La última categoría incluye al nuevo Cercanías de Córdoba (echó a rodar en octubre); al menos, así lo reflejaba ayer la web de Renfe. En dicha web, por ejemplo, aparece que el viaje sencillo (ida) completo (Villarrubia-Alcolea) asciende ya a 2,9 euros, cuando hasta ahora eran 2,8. Para un desplazamiento, entre estaciones contiguas, sube a 1,95 (también sólo ida), cuando hasta el 31 de diciembre eran 1,9. El Ayuntamiento negocia con Renfe rebajar las tarifas, al considerarlas demasiado altas.

Vía pública

Igualmente, y aunque aún no tenga aprobados sus presupuestos, desde Sadeco (empresa municipal de limpieza) se señaló a ABC que el recibo de la basura no sufrirá ningún cambio para el año que acaba de comenzar.

Aunque no haya ninguna modificación en los tributos y tasas, siempre hay que leer la letra pequeña de las ordenanzas fiscales. Por ejemplo, parte de los hosteleros que monten veladores en el Casco (los que tengan sus negocios en vías de cuarta a séptima categoría fiscal) pagarán este año un 50% más al haber desaparecido la bonificación tradicionalmente prevista. No es el único motivo de disgusto del sector. Hay uno mayor, aunque en este caso es con el Gobierno central: que es situar en el 40% el recargo a las cotizaciones en los contratos de cinco días o menos.

Autónomos, salarios y pensiones

También verán elevarse, tras el acuerdo con los colectivos que les representan (ATA y UPTA), las cotizaciones los autónomos. Subirán 5,36 euros al mes, pero mejorarán sus prestaciones por cese de actividad, accidentes de trabajo y enfermedad profesional. Otros colectivos muy amplios que se verán afectados en 2019 por medidas del Gobierno serán los trabajadores públicos, los pensionistas y los trabajadores que cobran el salario mínimo (SMI). En este último caso, desde el 1 de enero, se situará en 900 euros brutos al mes tras experimentar la mayor subida (22,3%) desde 1977.

En cuanto a las pensiones, se elevarán, en general, un 1,6%, si bien las mínimas y no contributivas lo harán en un 3%. Por último, el Ejecutivo estatal ha dado luz verde a un aumento del salario de los trabajadores públicos que puede llegar a ser de hasta el 2,75%. La subida fija será del 2,25%.