Viajar

Qué hacer en Sevilla en 24 horas

Aquí te dejamos un plan exprés si vienes a Sevilla y sólo tienes 24 horas para vivirla

Sevilla ofrece mil cosas que hacer en 24 horas
Sevilla ofrece mil cosas que hacer en 24 horas - ABC
ABC - @abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Vamos a ponernos en situación. Imaginemos que vienes a Sevilla, por ejemplo por trabajo, y de repente te das cuenta de que tienes 24 horas libres en las que no sabes exactamente lo que hacer. Nosotros te queremos ayudar con esta artículo, dándote algunas ideas sobre cómo disfrutar de la ciudad del día a la noche, aunque que quede constancia que sirve sólo como introducción, porque la capital hispalense ofrece tantas alternativas y depende tanto de tus gustos, que lo mejor es que te lo repienses y retrases tu billete de vuelta.

Para comer, de tapas.

Imaginemos que terminas tu reunión de trabajo o tu cita a las dos de la tarde. Evidentemente, lo que se tercia ahora mismo es comer, y para disfrutar del verdadero espíritu de Sevilla, lo que tienes que hacer es ir de tapas. Para ello primero nos vamos a ir a la Plaza del Salvador, y en La Antigua Bodeguita o Los Soportales encontraréis a los sevillanos disfrutando de una cerveza antes de comer, una plaza que se llena de gente sobre todo si hace sol. Y después vamos a ir a algún sitio tradicional de tapas, con todo el regusto de la ciudad, con sus “papas aliñás”, su salmorejo, su jamón, o sus tortillitas de camarones, como El Rinconcillo o la Bodega Santa Cruz, bares con historia que te darán lo mejor de la gastronomía andaluza y además muy económicos.

Por la tarde, elige un monumento

Después de comer, esperemos que sin piedad, lo mejor es andar para hace una buena digestión, y para ello dispones de varios monumentos inevitables, aunque con sólo un día disponible, tendrás que elegir. Dependerá si eres más de Los Pilares de la Tierra o de Juego de Tronos. Si te van las experiencias más espirituales, entonces encamínate sin dudarlo a la Catedral de Sevilla, el templo gótico más grande del mundo, un lugar intenso y lleno de magia, con una arquitectura asombrosa y una belleza inaudita. Si por el contrario optas por el Alcázar de Sevilla, te encontrarás no con un palacio, sino con un conjunto de ellos, representado el paso de la historia por la ciudad, desde el arte islámico hasta el más bello renacimiento. No tendrás mucho tiempo, porque ambos monumentos cierran, pero lo que no cierra es la Plaza de España, un lugar tan emblemático y especial que se ha convertido en uno de los favoritos de ciudadanos y visitantes pra pasear.

Cenando en plan chic

Para la cena nos vamos a poner un poco más elegantes, y nos vamos a dirigir a alguno de los bares de tendencia de la ciudad, de esos que mezclan la comida tradicional con el lado más creativo de los fogones, aderezando los platos con unas decoraciones de lo más interesantes. Estamos hablando del Eslava, La Brunilda, Ovejas Negras, y muchos otros, que podrás encontrar en los barrios con más vida de la ciudad, como la Alameda, el centro, el Arenal o Triana.

Aprovechando la mañana

No te puede faltar un buen desayuno antes de abandonar la ciudad hasta tu próxima visita (que sabemos que será dentro de poco, esta vez con más tiempo). Aquí te vamos a dar dos posibilidades. O bien te puedes ir a un bar típico a tomarte un café y una tostada con jamón del bueno (nada de jamón york, por favor, eso aquí se considera sacrilegio), o la que más nos gusta a nosotros: pedirte un buen chocolate con churros para llevar, y tomártelo en un banco de la Alameda, o bien sentado junto al río. Te aseguramos que es una experiencia inigualable.

Puede que otra persona te habría propuesto mil actividades para hacer en Sevilla en 24 horas... Quizás alguien que no sea de Sevilla. Pero quizás lo más importante es metérte en el espíritu de la ciudad, algo que a mucha gente se le pasa por alto, los "coleccionafotos", que ven mucho y sienten poco. Y es que Sevilla no hay que visitarla. Hay que vivirla.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios