El extremeño Francisco Núñez Olivera, el hombre más longevo del mundo y el veterano de guerra con mayor edad en España, fue nombrado Hijo Predilecto de Bienvenida coincidiendo con su 113 cumpleaños - Efe /

Muere a los 113 años el extremeño Francisco Núñez, el hombre más longevo del mundo

Era también el veterano de guerra con mayor edad de la historia de España, ya que combatió en la Guerra del Rif

Bienvenida (Badajoz)Actualizado:

El extremeño Francisco Núñez Olivera, el hombre más longevo del mundo, falleció anoche a los 113 años en su casa de la localidad de Bienvenida (Badajoz), municipio donde esta tarde será enterrado.

Más conocido como «Marchena», por su parecido con el cantaor andaluz durante su juventud, Francisco Núñez falleció sobre las diez y media de la noche en su casa, junto a su hija Antonia.

El alcalde de Bienvenida, Antonio Carmona, ha confirmado este luctuoso hecho y ha manifestado que «es una pena para todo el pueblo y todo el mundo».

Carmona ha tenido palabras de cariño para «Marchena», del que ha señalado que «se ha dado a querer» a todo el mundo «por sus declaraciones, por su sonrisa y por su manera de hablar».

Francisco Núñez cumplió 113 años el pasado 13 de diciembre, que celebró con brío, alegría en su rostro y «satisfecho» de su alma, según reconocía.

«Con tanta edad, parecía algo excepcional, él siempre decía que era el más potente», ha reconocido el primer edil de Bienvenida, que ha considerado «un orgullo» haber tenido como vecino al hombre más longevo del mundo hasta ahora.

«En los últimos años ha significado mucho para nosotros, ha representado a su pueblo y nos ha dado a conocer y nos ha dado a querer, porque cuando se quiere a una persona, se acaba queriendo a todo el colectivo».

Por ello, esta mañana se celebrará un pleno en el Ayuntamiento, en el que el alcalde propondrá un día de luto oficial por su fallecimiento.

El funeral de Francisco Núñez Olivera será esta tarde, a las cinco y media, en la ermita de la Virgen de los Milagros.

El día de su 113 cumpleaños, con una tensión arterial perfecta y sin azúcar en la sangre, Francisco Núñez desayunó magdalenas y, poco después, un yogur líquido, «como cada día», según explicaba su hija con orgullo su hija con una disimulada sonrisa por tener al padre más mayor del mundo.

Más tarde salió a la puerta de su casa para recibir a una comitiva integrada por un centenar de vecinos, representantes de la vida política y militar, pues Francisco era el veterano de guerra con mayor edad de la historia de España, ya que combatió en la Guerra del Rif.

A sus 113 años Marchena no tenía dolores ni enfermedades, según su hija, soltera y con la que comparte vivienda; una mujer que vive para él y que se ha convertido no sólo en su cuidadora a tiempo completo, sino en su jefa de prensa para acortar las entrevistas y no cansarle.

«Marchena» paseaba hasta los 104 años por el pueblo, cerca del campo que cultivaba y del que se alimentaba en buena medida, pero «sin echar en falta» tampoco la chacina casera de las matanzas.

Francisco Núñez tiene aún dos hermanos vivos, uno de 97 años, que reside en Asturias, y su hermana, de 93, que además es vecina de Bienvenida, donde viven sus dos hijas, porque perdió a dos varones.