Sociedad

Miami acogerá la primera Cumbre de la Felicidad

Un madrileño organiza un encuentro mundial de psicólogos y líderes espirituales para reflexionar sobre los elementos clave del bienestar

Una banda de música sobre las arenas de Miami Beach
Una banda de música sobre las arenas de Miami Beach - Efe
Manuel Trillo - @manueltrillo - Actualizado: Guardado en:

Unos, como Bertrand Russell, la buscan en el amor. El Dalái Lama, en el interior de uno mismo. Y Loquillo y los Trogloditas, en la posesión de un camión. Desde que el mundo es mundo, la humanidad lleva a vueltas con la clave de la felicidad. Sin embargo, los grandes foros mundiales se centran en la economía o la política, nunca en ese objetivo primordial. El madrileño Luis Gallardo está dispuesto ahora a acabar con tal laguna.

Luis Gallardo
Luis Gallardo

Este innovador social y emprendedor de 45 años, que fue director global de marketing de Deloitte y ayudó a presidentes de multinacionales y premios Nobel a posicionar su marca, organizará del 17 al 19 del próximo marzo en Miami la primera Cumbre Mundial de la Felicidad (WoHaSu, en su acrónimo en inglés).

Con ella espera «elevar la vibración del planeta, dar a conocer herramientas y soluciones para ser más feliz, para conseguir una vida plena a nivel global, nacional, social y personal». Solo en EE.UU., recuerda, se consumen 10.000 millones de dólares en antidepresivos y otros tantos en libros de autoayuda.

La profesora de Psicología de la Universidad de California-Riverside Sonja Lyubomirsky, que no se perderá la Cumbre, sostiene que la felicidad depende en un 50% de nuestra herencia genética, en un 10% de las circunstancias que nos rodean y en el 40% restante de nosotros mismos, de la actitud y las decisiones que adoptamos. Teniendo en cuenta además que «los genes se pueden modificar, como muestra la epigenética, y que la mente y la inteligencia emocional determinan nuestro comportamiento, tenemos en la mano el ser felices, sin excusas», concluye Gallardo.

El ejemplo de Bután

El impulsor de la Cumbre aboga por «utilizar nuevas lentes para medir el progreso humano», no solo la economía o el PIB, sino «el crecimiento de la felicidad de nuestros hijos, familias y sociedades». Precisamente, acudirá a la Cumbre Saamdu Chetri, director del Centro de Felicidad Nacional Bruta de Bután, el montañoso reino asiático pionero en primar el grado de dicha del país por encima del crecimiento económico.

En esa línea, la ONU ya aprobó en 2011 una resolución sobre la importancia de medir e incluir la felicidad en el desarrollo de políticas públicas y al año siguiente declaró cada 20 de marzo Día Internacional de la Felicidad.

En Miami también intervendrán líderes espirituales y expertos en sociología, economía y motivación, así como el expresidente mexicano Vicente Fox.

En todo caso, en materia de felicidad los españoles tienen mucho que aportar, porque cuentan con «ingredientes clave» como la generosidad, la compasión, la importancia de la familia, la salud y la nutrición, en los que Luis Gallardo ve un «ejemplo para el mundo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios