Imagen de archivo
Imagen de archivo - AFP

El juez exime a un padre separado de pagar las clases extraescolares de inglés y de ballet de su hija

La Audiencia de Palma considera que sólo la madre debe abonar el coste de dichas actividades, al no haberlas consensuado previamente con su exmarido

PalmaActualizado:

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Palma ha confirmado una sentencia previa, del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Ibiza, en la que se había eximido a un padre separado de tener que pagar la mitad del importe de las clases extraescolares de inglés y de ballet de su hija, de diez años de edad. La Sala ha desestimado por tanto el recurso de apelación presentado por la madre.

En el fallo de la Audiencia Provincial se recuerda que en el convenio regulador del divorcio de la pareja se estableció que los gastos extraordinarios que generase la menor serían abonados «al 50 por cien entre ambos padres», porcentaje que también se mantendría en el caso de las actividades extraescolares, pero sólo cuando éstas se hubieran consensuado previamente entre los progenitores.

En este caso concreto, únicamente la madre tenía interés en que la niña asistiera a las citadas clases de inglés y de ballet fuera del horario escolar. El padre no se negaba a que su hija acudiera a dichas clases, pero consideraba que no tenía que pagarlas a tenor de lo establecido en el mencionado convenio.

La mujer también quería que su exmarido acompañase a la hija de ambos a esas clases los días en que la niña estuviera con él. Esa petición ha sido también desestimada por el tribunal, porque «la elección de la madre no puede obligar al padre en los extremos que se pretendía». El progenitor consideraba, en ese sentido, que esa obligación que se le quería imponer afectaba a su horario de visitas.