Actualidad

El Ayuntamiento retrasa la apertura de la Casa de los Artistas desde septiembre

Aunque tiene licencia de Medio Ambiente desde 2012, ahora le exige cambios en un edificio ya restaurado y amueblado

El inmueble es municipal y fue adjudicado en 1998 a la Fundación Club de Leones para destinarlo a residencia

Patio central de la Casa de los Artistas una vez restaurada
Patio central de la Casa de los Artistas una vez restaurada - J. M. SERRANO

La residencia construida por la Fundación Club de Leones en la Casa de los Artistas, un edificio del siglo XVIII situado frente a la iglesia de San Juan de la Palma, tiene desde 2012 licencia del servicio municipal de Medio Ambiente, permiso de ocupación de la Gerencia de Urbanismo desde 2014 y de apertura de la Junta de Andalucía desde febrero de 2015. El inmueble, completamente restaurado y amueblado desde 2014 tras una inversión de casi 5 millones de euros permanece cerrado a estas fechas, aunque el Club de Leones había llegado ya a un acuerdo con la Fundación Gerón para que comenzara a explotarlo en septiembre. ¿Qué ha pasado para este nuevo retraso? Los promotores afirman que el servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla prohibió en septiembre cualquier actividad en el edificio y planteó nuevas exigencias, algunas de ellas de difícil cumplimiento al ser un edificio protegido urbanísticamente, según los promotores.

Cinco millones de euros ha costado la rehabilitación de la Casa de los Artistas
Cinco millones de euros ha costado la rehabilitación de la Casa de los Artistas- J. M. SERRRANO

Mientras que el Ayuntamiento niega que el problema para abrir esta residencia en la Casa de los Artistas tenga que ver con el colapso en el servicio municipal de licencias, la Administración local da a la Fundación Club de Leones otra excusa para lo que está pasando: falta de personal en el edificio del Pabellón de la Madrina que alberga el servicio de Medio Ambiente.

«Después de tantos problemas para finalizar el edificio y de llegar a un acuerdo con Gerón, llevamos desde septiembre intentando abrir la residencia y no podemos porque Medio Ambiente se descolgó con un listado de 26 exigencias a cumplir. Todo esto ha ocurrido porque desde 2011 Medio Ambiente no ha hecho su trabajo, ya que ese servicio nos concedió licencia por silencio administrativo», explica Miguel Gallego, presidente de la Fundación Club de Leones. «Lo lógico —continúa— es que Medio Ambiente nos hubiera hecho llegar sus correcciones antes o durante la construcción, no cuando ya hemos acabado. Medio Ambiente llega con cinco años de retraso».

Desde el Ayuntamiento  de Sevilla se quita hierro al asunto diciendo que los técnicos de Medio Ambiente y de la Fundación Club de Leones se han reunido tres veces desde septiembre y los requisitos que se exigen son subsanables. «Hay que tener en cuenta que la licencia de actividad por silencio administrativo no es una autorización con toda validez», advierte el Ayuntamiento.

Las habitaciones de la residencia de la Casa de los Artistas están ya amuebladas
Las habitaciones de la residencia de la Casa de los Artistas están ya amuebladas- FUNDACIÓN GERÓN

Sin embargo, la Fundación Club de Leones no opina igual. «Hemos cumplido gran parte de los 26 requisitos que se exigen pero algunos son incomprensibles o de difícil ejecución. Por ejemplo, nos piden el aislamiento de una habitación donde hay un generador de emergencia, a pesar de que un estudio acústico confirma que no genera ruido, entre otras cosas porque los muros de este edificio del siglo XVIII son muy gruesos».

Otra de las exigencias de Medio Ambiente es hacer ahora una chimenea por si alguna vez se usa el generador de emergencia. «Nos exigen —dice— que esa chimenea será un metro más alta que el punto más elevado de la iglesia de San Juan de la Palma. Si ponemos esa chimenea esto parecerá una fábrica y, por otra parte, nos exigirá pedir permiso a la Comisión de Patrimonio de la Junta porque es un edificio protegido y eso supondrá más retraso». De hecho, la comisión de Patrimonio está resolviendo los expedientes con hasta nueve meses de retraso desde su entrada.

«Nada tiene sentido. ¡Pero si hasta nos han pedido un parte técnico de residuos, cuando Emasesa nos ha dado autorización de suministro tras comprobar que toda la instalación es nueva! La cuestión es duplicar y duplicar todos los papeles», añade Gallego, quien declara que la apertura de la residencia es fundamental para que la Fundación Club de Leones salga del concurso de acreedores en el Juzgado Mercantil. «Eso es la pescadilla que se muerde la cola», se lamenta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios