MALARIA

Hallado un compuesto capaz de curar y prevenir la malaria con una sola dosis

Las azetadinas bicíclicas son eficaces a la hora de curar y evitar la transmisión de la enfermedad con la administración de una única pastilla

'Plasmodium falciparum'
'Plasmodium falciparum' - WIKIPEDIA

La malaria o ‘paludismo’ es una enfermedad causada por parásitos de la familia ‘Plasmodium’ que se transmiten a través de la picadura de mosquitos. Una enfermedad infecciosa que ha acompañado al ser humano a lo largo de toda su Historia –los primeros registros de casos datan del año 2.700 a. C., en China– y que, aún a día de hoy, constituye una de las primeras causas de mortalidad globla. De hecho, y de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2015 se registraron cerca de 214 millones de casos y 438.000 decesos por malaria. De ahí la importancia del desarrollo de fármacos eficaces para combatir la infección. Y en este sentido, un equipo de investigadores liderado desde la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido) parece haber encontrado un compuesto capaz de detener la enfermedad con una única dosis. O así sucede, cuando menos, en modelos animales –ratones.

Como explica Stuart L. Schreiber, director de esta investigación publicada en la revista «Nature», «la ventaja de un fármaco antipalúdico que requiera una única dosis es que, al menos potencialmente y además de reducir los costes, soluciona el problema de los pacientes que no llegan a completar los actuales tratamientos».

Una única pastilla

En el estudio, los investigadores revisaron una colección con más de 10.000 moléculas para hallar un posible tratamiento frente a la malaria. Concretamente, lo que buscaban era un compuesto que actuara de una forma totalmente novedosa y, por tanto, completamente diferente a como lo hacen los fármacos antipalúdicos ya comercializados.

La búsqueda permitió encontrar un compuesto, la ‘azetadina bicíclica’, que al inhibir la enzima denominada ‘fenilalanina ARNt sintasa’ elimina al parásito antes de que pueda reproducirse en el hígado del paciente y, asimismo, una vez ha llegado, ya en gran número, al torrente circulatorio.

Las azetadinas bicíclicas podrían curar y prevenir la transmisión de la enfermedad con una simple dosis oral Stuart Schreiber

Y la inhibición de esta nueva diana antipalúdica, ¿es eficaz? Pues sí, y mucho. Y es que según los resultados, la administración de azetadina bicíclica eliminó a los parásitos en todas las fases de la infección, previniendo así que los modelos animales –ratones– desarrollaran la infección durante los 30 días que duró el estudio.

Es más; contrariamente a como sucede con los fármacos antipalúdicos ya comercializados, que para resultar eficaces requieren la toma de múltiples pastillas, el nuevo compuesto solo necesita ser administrado en una única dosis.

Como destacan los autores, «nuestros hallazgos muestran el potencial de las azetadinas bicíclicas para curar y prevenir la transmisión de la enfermedad y para proteger a las poblaciones de riesgo, todo con una simple dosis oral».

Aún habrá que esperar

El nuevo descubrimiento posibilitará el desarrollo de mejores fármacos antipalúdicos en el futuro inmediato. Y es que aún habrá que esperar, dado que el compuesto se encuentra en una fase muy preliminar de investigación. De hecho, no parece que su uso sea demasiado seguro en los seres humanos.

Como indica Stuart Schreiber, «uno de los test de seguridad llevados a cabo con el nuevo compuesto ofreció unos resultados que sugieren que podría tener algún grado de toxicidad para las células humanas. Sin embargo, esperamos que los químicos sean capaces de modificar la molécula para eliminar este riesgo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios