Montequinto

El comedor escolar levantado por los padres, cada día más cerca de ser realidad

Las obras de este nuevo espacio en el CEIP Europa podrían estar terminadas a principios de 2017

Santiago Cirugeda con voluntarios en la obra
Santiago Cirugeda con voluntarios en la obra - L. M.
L.MONTES Dos Hermanas - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

El proyecto de autoconstrucción de un aula de convivencia en el CEIP Europa de Montequinto, en Dos Hermanas, está cada día más cerca de convertirse en una realidad. En las obras, que se iniciaron el pasado mes de marzo, se vislumbra ya la estructura final que tendrá el edificio, que está siendo levantado gracias a la mano de obra de los propios padres, que un día decidieron buscar una solución para que sus hijos pudieran comer en unas instalaciones adecuadas, ante la falta de respuesta por parte de la Junta de Andalucía a lo largo de los últimos años.

El arquitecto sevillano Santiago Cirugeda, del estudio Recetas Urbanas, se encarga de dirigir este proyecto de obra en el que se consigue abaratar los costes gracias a dos ideas básicas; la reutilización de materiales y la mano de obra de voluntarios, en este caso, de padres, familiares, amigos y allegados. Las obras están siendo financiadas por el Ayuntamiento de Dos Hermanas que, sensibilizado con la problemática que sufrían los alumnos ante la falta de un comedor, decidieron apoyar el proyecto redefiniendo para ello las obras y construyendo más bien un aula de convivencia, que serviría de comedor escolar por las mañanas y estaría abierto para actividades del barrio por las tardes.

Así, según los cálculos que maneja el propio Cirugeda, el aula de convivencia podría estar terminada a principios de 2017. Sería, desde luego, un perfecto regalo de Reyes Magos para los alrededor de 140 alumnos que comen cada día, desde hace años, por turnos –el último de ellos a partir de las 15.45 horas- en la biblioteca del colegio, ante la falta de otro espacio para ello. La satisfacción, cuando el proyecto sea una realidad, será también de los padres que desde que se iniciaran los trabajos están acudiendo por las tardes al centro para colaborar en las obras.

Hay un plan de trabajo perfectamente estructurado para que un par de tardes a la semana estos «peones» voluntarios –un máximo de 25 personas- acudan a las obras para echar una mano. Aprietan tornillos, cortan paneles o descargan material no sin antes recibir las explicaciones pertinentes por parte del equipo que dirige Cirugeda. «Al principio todo el mundo nos decía que era imposible, pero aquí está», comentaba este pasado jueves María Romero, una de las madres que integran la plataforma pro-comedor que promovió el proyecto.

Trabajo en equipo

Hasta ahora han realizado en torno a unas 20 o 25 jornadas laborales completas, repartidas en sesiones de cuatro horas durante todos estos meses, incluido el verano a excepción de dos semanas en agosto, que pararon por vacaciones. «Estamos bien de ánimos y muy contentos, cada uno aportamos algo a la obra», añade Malu, otra de las integrantes de esta plataforma mientras ayuda a descargar un camión con material de aislamiento que acaba de llegar.

En las obras de autoconstrucción hay también estudiantes de Arquitectura que, atraídos por la línea de trabajo que defiende Cirugeda -basada en un modelo sostenible que abarata costes-, acuden al centro para colaborar y aprender junto a él. Hay, además, como no podía ser de otra forma, numerosos pequeños que echan una mano en lo que pueden; encolar, lijar o dibujar los paneles. «Me parece una idea muy buena para enseñarles a nuestros hijos que las cosas cuestan trabajo, así valorarán más la instalación cuando la tengan», comenta otra madre que colabora en las obras.

La autoconstrucción de esta aula de convivencia contó este pasado jueves con la visita del guitarrista lebrijano Rycardo Moreno, que quiso con su presencia apoyar el proyecto y deleitar a los presentes con un pequeño concierto. «Es la primera vez que voy a tocar en una obra», reconoció entre bromas el artista después de haber actuado, hace unos días, en la Bienal de Flamenco de Sevilla con su nuevo trabajo «Varekai».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios