El Apunte

Un fracaso triple

Con el fiasco en la limpieza, el Gobierno local falla tres veces: viola una promesa electoral, empeora el servicio y no rebaja su coste

La Voz de Cádiz
Actualizado:

Es el principal apoyo del Gobierno municipal el que lo denuncia. Es el PSOE, que no Ganemos, el que permite con su voto que este Ejecutivo local pueda tener el bastón de mando, el que tumba o deja pasar cada propuesta. Y esa formación clave asegura que la limpieza es un fracaso en este mandato. Tanto, que propone un decálogo de medidas urgentes para recuperar una de las tres responsabilidades básicas que tiene un ayuntamiento. Con su anuncio, sin pretenderlo quizás, confirma el fiasco de un Gobierno municipal que planteó en campaña, como una de sus propuestas estelares e innegociables, la recuperación de algunas concesiones administrativas de servicios públicos fundamentales. Esa idea se dio en llamar «remunicipalización». Significa que apartados esenciales en una administración local como transporte público y limpieza, entre otros, pasan a estar en manos de la institución municipal, directamente, sin una empresa intermediaria, como ahora, que cobra millones por ofrecer durante años y mediante contrato sus servicios especializados, con material y personal específico.

Nada más llegar al Ayuntamiento, el equipo de Podemos-Ganemos tuvo que renunciar. Pese a empecinarse en asambleas con militantes o en entrevistas, esa remunicipalización era una utopía. Ni las cuentas municipales ni los compromisos legales la permitían. Esa promesa de que limpieza y transporte mejorarían en manos municipales, que dejarían de costar tanto dinero y darían puestos de trabajo para los gaditanos se esfumó.

Ahora, casi tres años después, resulta que el fracaso es triple. La promesa electoral está incumplida, el servicio se ha deteriorado y su coste es idéntico. Este considerable patinazo político demuestra que las posibles ventajas de la recuperación del control de los grandes servicios municipales son, además, bastante discutibles. Se supone que, con concesionarias o no, la prioridad es que los vecinos tengan una buena limpieza, a cambio de una cantidad de dinero público razonable: tanto si se gestiona directamente como si hay una empresa interpuesta. Pero resulta que ese punto clave es, precisamente, el que falla según todos (incluyendo el vinculante PSOE municipal). En San Juan de Dios han pasado de querer recuperar al servicio a desentenderse de cómo se presta.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz