Matthias Muller, durante la presentación del Roadmap E y las novedades de Volkswagen en el Salón de Frankfurt
Matthias Muller, durante la presentación del Roadmap E y las novedades de Volkswagen en el Salón de Frankfurt - AFP

Volkswagen comercializará una versión eléctrica de todos sus modelos antes de 2030

El presidente del grupo, Matthias Muller, anuncia un ambicioso plan de electrificación que supondrá el desembolso de 20.000 millones de euros y el desarrollo de sus propias gigafactorías

FránfurtActualizado:

El grupo Volkswagen ha anunciado un ambicioso plan de electrificación de su gama, mediante el cual todas sus marcas (Volkswagen, Seat, Skoda, Porsche, Audi, Bentley, entre otras) comercializarán una versión eléctrica de cada uno sus modelos antes de 2030. Bajo el denominado «Roadmap E», la marca desembolsará 20.000 millones de euros durante los próximos años para adaptar sus fábricas y formar a sus empleados en electromovilidad.

El conglomerado pondrá en el mercado 80 nuevos modelos electrificados para 2025, según ha anunciado el presidente del grupo, Matthias Muller, en un evento previo a la inauguración del Salón del Automóvil de Frankfurt (IAA), que comienza este martes. De ellos, 50 serán eléctricos puros y 30 híbridos enchufables. Para entonces, uno de cada cuatro nuevos modelos del grupo, unas tres millones de unidades, estará propulsado por un motor eléctrico.

«Queremos convertir a Volkswagen en el número uno en electromovilidad», aseguró Muller. «Nuestra oferta cubrirá todos los segmentos, desde los básicos hasta los 'premium'». El empresario también adelantó que los nuevos vehículos «tendrán una autonomía de hasta 600 kilómetros y no tardarán en cargarse más de lo que tardamos en tomar un café».

Volkswagen también desarrollará sus propias fábricas de baterías. Para 2025, el consorcio automovilístico alemán necesitará una factoría de baterías capaz de producir baterías a un ritmo de 150 gigawatios hora. Es decir, a un ritmo 4 veces superior a la actual gigafactoría de Tesla, compañía a la que Muller hizo referencia sin nombrar al mencionar que su grupo pretende vender «no solo unos pocos cientos de coches, sino millones de coches eléctricos a lo largo de todo el mundo». Entretanto, Volkswagen ya trabaja en su primera línea piloto para adquirir experiencia en la fabricación, en otra etapa, de una nueva generación de baterías de estado sólido, y ha iniciado un proceso con ese objetivo en el marco de una estrategia a largo plazo con socios para China, Europa y Norteamérica.

Muller, que llegó a bordo del prototipo de vehículo autónomo Sedric, también avanzó que el grupo pondrá a la venta tres modelos autónomos durante los próximos años, basados en el concepto I.D. Crozz. Se tratará de una furgoneta, un turismo y un autobús pequeño, similar al I.D. Concept adelantado en Pebble Beach durante el pasado mes de agosto.

Para lograr avanzar en la movilidad del futuro, no obstante, Muller hizo hincapié en la necesidad de vender coches en el presente, y en que políticos y fabricantes se refieran a ello de forma «honesta». «Los diésel actuales, que son muy poco contaminantes, se necesitan también para desarrollar la tecnología limpia del futuro», advirtió.