Renault resucita una marca histórica con el nuevo Alpine A110 Première Édition

Alpine vuelve, y lo hace a través de este nueva edición limitada: un vehículo ligero, ágil y centrado en el placer de conducir

MadridActualizado:

El nuevo Alpine A110 Première Édition, un elegante y ligero coupé sport, ratifica el retorno de Alpine. Fiel al ADN de la marca, el modelo pone por delante la agilidad y el placer de conducción sin olvidar el confort en el día a día. Diseñado y fabricado en Francia, este coupé de dos plazas con motor central trasero se caracteriza por una ligera estructura de aluminio y unas sofisticadas suspensiones de doble triangulación.

Este nuevo modelo es el primer lanzamiento de la marca en veinte años. Está propulsado por un motor cuatro cilindros turbo gasolina de 1,8 litros y 252 CV. Al igual que todos los Alpine históricos, se trata de un vehículo de propulsión trasera. Nada más abrirse las reservas, en sólo cinco días se reservaron los 1955 ejemplares de esta edición limitada, un guiño al año de creación de Alpine: en 1955.

Su precio final en España es de 61.500 euros y, próximamente, se comercializará una versión A110 de serie. Así lo han confirmado fuentes de la marca en un comunicado oficial.

Alpine es una entidad autónoma dentro del Grupo Renault y posee una ambiciosa estrategia a largo plazo que recuerda la visión y determinación de su fundador, Jean Rédélé. Además de ser famosa por su célebre pasado como fabricante de vehículos deportivos ágiles y ligeros que se mueven muy cómodamente por carreteras sinuosas, la marca forjó su reputación en las carreras internacionales del más alto nivel. En su palmarés figuran, entre otros, el título de Campeón Mundial de Rallyes de 1973 y la victoria en las 24 horas de Le Mans 1978.

En España también hizo época a través de Bernard Tramont, que ganó el campeonato de España de rallyes a los mandos de un A110 en 1967 y 1968 y de Lucas Sáinz, campeón en 1971. Industrialmente también dejó su impronta en nuestro país, ya que se fabricaron en Valladolid un total de 1900 unidades de Alpine.

«Es un inmenso privilegio volver a lanzar una marca que inspira tanta pasión, y es también una enorme responsabilidad», confiesa Michael van der Sande, director general de Alpine. «Esta pasión por Alpine es muy fuerte, tanto en el Grupo Renault como entre los aficionados a los coches deportivos. Hacía mucho que deseábamos que Alpine volviera a la primera plana. Y este momento ha llegado», añade.

«El nuevo A110 Première Édition recoge los grandes principios, sobre todo, sobre todo compacidad y ligereza, que hicieron que Alpine triunfara en los años sesenta y setenta, y les aplica las tecnologías actuales. Es un verdadero placer conducir este vehículo tanto por carreteras rurales como en un circuito, pero también resulta muy placentero para el día a día», concluyó.