Motor - Reportajes

Cómo saber quién es el responsable en un accidente en cadena

Cuando se ven implicados más de dos vehículos se generan muchas dificultades a la hora de descubrir al culpalbe

Cómo saber quién es el responsable en un accidente en cadena

Un accidente en cadena es una colisión en la que se ven implicados más de dos vehículos. Debido a que la situación puede ser caótica para los conductores en el momento del siniestro, en numerosas ocasiones se hace difícil averiguar a quién se debe reclamar la responsabilidad. Determinar la culpa en un accidente en el que hay más de dos vehículos implicados genera muchas consultas pues su tramitación puede retrasar su gestión.

En relación a los daños materiales, desde el Comisariado Europeo del Automóviol CEA apuntan a dos situaciones distintas. En primer lugar, puede tratarse de un accidente en el que un vehículo golpea a otro lanzando a este contra otro u otros vehículos. La responsabilidad del siniestro recaería en el vehículo que golpea en primer lugar.

Otra posibilidad es la de un accidente entre dos vehículos con intervención posterior de un tercero. Realmente nos encontraríamos ante dos siniestros distintos, uno de la colisión del tercer vehículo y otro en el golpe inicial. En este caso la responsabilidad vendría determinada por la mecánica del accidente.

Estas situaciones, que en el papel parecen sencillas, suelen plantear bastantes problemas ya que la mecánica del accidente suele ser complicada y no es infrecuente la disputa sobre si antes del lanzamiento ya había existido o no una colisión previa. Las compañías de seguros mediante acuerdos, como el convenio SDM (siniestros daños materiales), que es un sistema creado para dar respuesta a la tramitación de siniestros de daños materiales derivados de accidentes de circulación y que no se encuentran contemplados en otros convenios, tratan de agilizar el proceso de reclamación.

En relación a los daños corporales la dificultad estriba en lo que comentábamos antes relativo a la responsabilidad del accidente, por lo que en la práctica, si no queda clara la responsabilidad, es frecuente que las aseguradoras pacten una concurrencia de culpas en la colisión que normalmente determina la aplicación de una reducción del 50% del baremo de la indemnización. No obstante, si la víctima no está de acuerdo puede recurrir a la vía judicial con letrado designado por la compañía o letrado particular, mediante la cobertura, si está contratada, de reclamación de daños.

Toda la actualidad en portada

comentarios