Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |

Jerez

Jerez

El querido Luis Carvajal fue el precursor en Jerez de una saga salpicada de personajes ilustres
22.11.08 -
Desde principios hasta mediados del siglo pasado, España, como el resto de Europa, sufrió etapas de penuria y depresión, y posteriormente tuvo años de desarrollo y de progreso económico y social. Durante las décadas de los 60 y 70 hubo en Jerez un buen número de industriales y comerciantes que, debido a su talento, contribuyeron a que el tejido empresarial fuera instalándose y consolidándose en nuestra ciudad. Tales fueron, entre otros, los Carvajal, los Hoces, los Pacheco, los García Jarana Unos y otros eran gente inquieta y avisada, de mirada analítica e inteligente, quienes debido a su visión de futuro supieron montar sus negocios adecuándose y adaptándose a los tiempos, contribuyendo al progreso y al bienestar de Jerez y al de los jerezanos, y, como es natural, al suyo propio y al de sus familias.

El apellido que hoy nos concita es netamente malagueño, de una ciudad en la que al remitirnos hemos encontrado a uno de los ciudadanos más preclaros que haya tenido la España del XIX: el ilustre malagueño José de Carvajal y Hué, quien fuera uno de los españoles más relevantes de la segunda mitad de este siglo. A su ideología y coherencia política hay que añadir su brillantez intelectual, que le hizo llevar a cabo con éxito múltiples actividades. Así, fue abogado, economista, empresario, político, literato y brillante orador y periodista. El que fuera su primer biógrafo, Armando Palacio Valdez, dijo de él que pertenecía a esa clase de hombres superiores cuya historia se resumía a la de su pensamiento. Quien por su rigor, por la solidez de sus conocimientos, su corrección y por la sonoridad con la que manejaba la lengua castellana, debía de colocársele entre los príncipes de la elocuencia española.

Estudios en Francia

Mandado a estudiar a Francia por su madre Magdalena Hué, José de Carvajal adquirió una sólida formación mercantil y el manejo de varios idiomas, estudiando en la Politécnica de París durante los años 1845 hasta 1851, periodo tras el que regresó a su Málaga natal, donde triunfó en el mundo de los negocios y como economista y contable de varias empresas comerciales. Consiguió una posición lo suficientemente desahogada como para invertir en los negocios ferroviarios, haciéndose socio de la naciente compañía de trenes que se montó desde Córdoba a Málaga.

Debido a su éxito y brillantez como gestor económico, adquirió gran prestigio dentro de la burguesía malagueña, contribuyendo y siendo cofundador de la Caja de Ahorros de Ronda. Esta actividad y sobre todo su vinculación con la Compañía de Ferrocarriles Andaluces le hicieron mantener gran amistad con un insigne político de su generación, Antonio Canovas del Castillo, relación tras la que tuvo una ascensión fulgurante en los campos de la política y de la economía a nivel nacional, pasando por múltiples puestos y cargos de responsabilidad hasta ser nombrado ministro de Hacienda.

La somera descripción de este importante político y orador tiene como fin continuar con su descendencia hasta llegar a nuestros días. No podemos por ello olvidar a su hijo José de Carvajal Viana-Cárdenas, notario y diplomático quien tuvo nueve hijos: Luisa, José, Federico, Concha, Maria Teresa, Julia, Luis, África y Cristian.

Hijos

De entre estos nueve hijos resaltaremos los nombres de Federico por ser el padre de José Federico de Carvajal, quien fuera presidente del Senado, y de Luis Carvajal y Mendicuti, nuestro empresario jerezano al que en esta ocasión queremos dedicar esta doble página. Nació Luis Carvajal en Las Cabezas de San Juan el 3 de noviembre de 1911. Allí realizó los estudios elementales. Debido a que su padre era notario de profesión, vivió entre las poblaciones de Rute y de Morón, desde donde su padre lo llevó a un internado de Cabra (Córdoba) para ser allí matriculado.

Una vez terminados los estudios de Bachiller, se preparó para funcionario del Estado aprobando las oposiciones para el IRIDA, siendo destinado a Jerez, donde alternó su trabajo en el Instituto Nacional de Colonización con los negocios. En Jerez conoció a una guapísima mujer, Oliva Castrillón Álvarez, con la que casó el 15 de febrero de 1945 y de cuyo matrimonio nacieron 4 hijos: Luis, Oliva, José Federico y Jaime.

Luis Carvajal fue un empresario de éxito, ya que todos los negocios que montó funcionaron. Su visión comercial era amplísima, pues mientras otros industriales sólo destinaban sus inversiones en un sector comercial, él iba abriendo negocios según las necesidades y demandas que por aquel entonces tenía el pueblo de Jerez. A tal efecto abrió en la calle Medina, Quicar, empresa dedicada a la venta de electrodomésticos, sonido HI-FI y televisión.

Con la llegada del gas butano y también junto a otros socios (Bobadilla e Isasi) montó Carbis, establecimiento dedicado a la venta de camping-gas y accesorios.

Distribución

También cogió la distribución de las marcas italianas de motocicletas Guzzi y de motocultores Pascuali, pequeños arados motorizados idóneos para la viña y el campo que vendió con éxito en la comarca jerezana. Fundó Publixerez, empresa dedicada a la publicidad y que fue líder en el sector. Dada su inquietud empresarial montó Licealsa, empresa dedicada al limpiado, secado y almacenamiento de los cereales.

Fue cofundador del Club Nazaret junto con Mateos Mancilla y Juan Miguel Pomar; quizá la obra social más importante llevada a cabo en Jerez en la segunda mitad del siglo XX.

Rey Mago

también fue Mago de Oriente, concretamente Rey Baltasar; reinado que vivió con orgullo y del que dijera: «Ser Rey Mago es la experiencia más dichosa que he tenido en mi vida». Como Rey Mago descubrió las necesidades que tenían los niños de las familias más desfavorecidas de Jerez; asimismo, las dificultades por las que atravesaba la cabalgata de Reyes, por lo que fue el organizador del festival flamenco en pro de dicha cabalgata y que se celebró en el Teatro Villamarta. Distribuidor de la marca Philips en la provincia de Cádiz, tuvo delegaciones en Sanlúcar, Chipiona, Rota, San Fernando, Cádiz

Las excelentes relaciones comerciales que tenía con esta marca, también discográfica, hicieron posible que numerosos artistas flamencos de Jerez y de la provincia de Cádiz grabaran sus primeros discos con la casa Philips. Debido a esto y a su afición al flamenco, mantuvo durante toda su vida gran amistad con artistas de la talla de Rocío Jurado, de Fernando Terremoto, La Paquera, con María Vargas, con Lola Flores, con Manuel Morao, con Tío Borrico alguno de lo cuales llevó a grabar a Madrid.

(La segunda parte del reportaje se publicará el próximo lunes)
Videos de JEREZ
más videos [+]
JEREZ
ENLACES DE INTERÉS
Vocento
SarenetRSS