Internacional

El sanguinario cártel liderado por un expolicía que amenaza a México y a 'El Chapo' Guzmán

Con intereses desde China hasta el norte de África y Europa del este, el sangriento avance del CJNG ha llevado los asesinatos a sus mayores niveles bajo la administración del presidente Enrique Peña Nieto

Con «El Chapo» Guzman detenido el mapa del narcotráfico en México está cambiando
Con «El Chapo» Guzman detenido el mapa del narcotráfico en México está cambiando - AFP
Reuters - Actualizado: Guardado en:

En apenas cuatro años, un grupo criminal poco conocido ha crecido en México hasta desafiar al capo del narcotráfico más célebre del mundo, Joaquín 'El Chapo' Guzmán, generando una nueva oleada de violencia y corrupción entre las autoridades.

Alguna vez a las órdenes del Cártel de Sinaloa, de Guzmán, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se volvió en contra de sus amos, apoderándose de territorios y comprando a miles de policías corruptos.

Liderado por el ex policía Nemesio Oseguera, alias «El Mencho», el cártel forjó un imperio a expensas de rivales más débiles. La velocidad de su ascenso muestra qué tan rápido puede cambiar de manos el poder en el multimillonario negocio de las drogas en México.

Con intereses desde China hasta el norte de África y Europa del este, el sangriento avance del CJNG ha llevado los asesinatos a sus mayores niveles bajo la administración del presidente Enrique Peña Nieto, quien juró restaurar la ley y el orden cuando asumió el cargo en diciembre del 2012.

De la lista de los 37 capos más buscados de México en el 2009, sólo cuatro no están muertos o en la cárcel, y la violencia se redujo al inicio del mandato de Peña Nieto.

Pero un resurgimiento que llevó la cifra de homicidios a 3,800 entre julio y agosto puso en evidencia el fracaso del Gobierno en derrotar a los cárteles y en evitar que nuevas organizaciones tomen su lugar.

Intimidando, sobornando o directamente atacando a la policía, los líderes del CJNG han aplicado despiadadamente las lecciones aprendidas bajo el mando del cártel de Guzmán para sacar a la fuerza a rivales debilitados y arrebatarles rutas de tráfico, según expertos de seguridad.

Entrevistas con más de una decena de policías en servicio o retirados explican hasta qué punto el choque entre miembros de la banda y las fuerzas del orden en el estado occidental de Jalisco, bastión del cártel, sentó las bases para el avance de la organización.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios