Internacional

La Policía alemana mata a un refugiado que pretendía vengar el supuesto abuso sexual a su hija

El solicitante de asilo, un iraquí de 29 años, pretendía atacar con un cuchillo a otro residente, un paquistaní, que presuntamente había abusado de una niña de ocho años, al parecer hija del fallecido

Varios policías junto a la entrada de un albergue para refugiados en Kruppstrasse, Berlín
Varios policías junto a la entrada de un albergue para refugiados en Kruppstrasse, Berlín - EFE
EFE - abc_es Berlín - Actualizado: Guardado en:

La Policía alemana abatió a disparos a un refugiado iraquí de 29 años de un albergue de Berlín, cuando este pretendía atacar con un cuchillo a otro residente, un paquistaní, que presuntamente había abusado de una niña de ocho años, al parecer hija del fallecido.

Los hechos ocurrieron la noche del martes en un centro de acogida del barrio de Moabit, informaron hoy fuentes policiales, según las cuales varios agentes dispararon sobre el refugiado para intentar evitar males peores ante una situación que, de entrada, era difícil de evaluar.

El solicitantes de asilo paquistaní, de 27 años, fue detenido y ha pasado a disposición de la Fiscalía, que ha abierto sumario contra él por presuntos delitos sexuales.

La niña y su madre se encuentran bajo cuidados especiales tras la conmoción causada tanto por la agresión sexual de que fue supuestamente fue víctima la menor, como por la muerte del padre.

Según el diario berlinés 'Der Tagesspiegel', el iraquí se lanzó con un cuchillo sobre el presunto abusador de la niña cuando éste había sido ya reducido y los agentes procedían a llevárselo esposado a comisaría.

En ese momento, de acuerdo a las declaraciones de testigos presenciales recabadas por ese medio, se produjeron los disparos de la Policía.

Siempre de acuerdo a ese medio, horas antes el paquistaní se había llevado a la niña a un solar cercano, donde había abusado sexualmente de ella.

Desde el sindicato de la Policía se ha criticado ya que no se haya equipado convenientemente a los agentes para intervenir con pistolas eléctricas, lo que en este caso habría evitado la muerte del refugiado.

Este tipo se armas, hasta ahora, se utilizan esporádicamente o para operativos muy especiales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios