Internacional

Daesh asesina a 43 personas en una ola de atentados en Siria

Un coche bomba estalló y que un suicida detonó el cinturón de explosivos adosado a su cuerpo en el puente de Arzuna, en la carretera que une Tartús con Damasco

El barrio de Bab Tadmor , en Homs, tras el coche bomba de este lunes
El barrio de Bab Tadmor , en Homs, tras el coche bomba de este lunes - Reuters
JAVIER PÉREZ DE LA CRUZ - abc_mundo Corresponsal En Estambul - Actualizado: Guardado en:

Otro día negro en Siria, y ya hace mucho que se perdió la cuenta de cuántos van. La tragedia se instaló ayer en las zonas controladas por el régimen del presidente Bashar al Assad y las fuerzas kurdas. Al menos 43 personas perdieron la vida en seis explosiones ocurridas en diferentes puntos del país, en lo que parece un ataque coordinado.

Poco después de las matanzas, los yihadistas de Daesh reivindicaron la autoría de los ataques a través de su canal habitual de noticias Amaq. Además publicaron algunos nombres de los terroristas que supuestamente los llevaron a cabo.

El peor golpe tuvo lugar junto a la localidad mediterránea de Tartus, donde se encuentra una base naval rusa y que durante los cinco años de guerra se ha mantenido relativamente segura y estable. Según la Policía un coche bomba estalló en la carretera principal que conduce a la ciudad, aunque la mayor parte de las víctimas se produjeron después, pues un suicida detonó su carga entre las personas que se habían acercado a ayudar a los afectados por la primera explosión. Al menos 30 civiles murieron y 45 resultaron heridos, según informó la agencia de noticias estatal SANA.

Otras ciudades bajo poder de las fuerzas aliadas del presidente Al Assad también sufrieron ataques. En Homs un coche bomba mató a cuatro personas e hirió a diez. La oficina del gobernador de la ciudad detalló que la explosión fue junto a un puesto de control y que las víctimas eran soldados. Mientras, en la capital, Damasco, se registró una explosión que acabó con la vida de una persona y provocó heridas a otras tres.

Ataques coordinados

Las cuatro primeras explosiones se produjeron a primera hora de la mañana, entre las ocho y las nueve, hora local, lo que apunta a unos ataques coordinados. Pero además, ayer también hubo un atentado en Hasaka, ciudad controlada casi en su totalidad por las milicias kurdas de las YPG (Unidades de Protección Popular). El estallido de una motocicleta cargada de explosivos mató a cinco personas, tres de ellas miembros de las fuerzas de seguridad kurdas, según señaló el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, una organización opositora y con sede en el Reino Unido que monitoriza el conflicto.

Asimismo, el Observatorio también informó de la explosión de una bomba de sonido en la ciudad kurda de Qamishli, en la que nadie resultó herido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios