Internacional

Manuel Valls y los cuarenta enanitos

Tras la renuncia de François Hollande el primer ministro francés tendrá que eliminar a otros cuatro rivales a la candidatura socialista a la presidencia de la República

Manuel Valls, en una imagen del 9 de noviembre
Manuel Valls, en una imagen del 9 de noviembre
Juan Pedro Quiñonero Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en:

Tras la renuncia de François Hollande a una nueva candidatura a la jefatura del Estado, Manuel Valls, primer ministro, tendrá que eliminar a otros cuatro rivales a la candidatura socialista a la presidencia de la República, corriendo el riesgo de ser eliminado por rivales emergentes mucho más a la izquierda.

Se presta a Valls la intención de anunciar «con sobriedad» su candidatura a las primarias socialistas de finales de enero. Ya existen otros tres candidatos al liderazgo presidencial del PS: tres ex ministros, Arnaud Montebourg, Benoît Hamon, Marie-Noëlle Lienemann, y tres ex ecologistas con aspiraciones socialistas, Pierre Larrouturou, François de Rugy y Jean-Luc Bennahmias.

Si Valls ganase la primaria socialista, a finales de enero, su primer gran rival, en el «mercado» del electorado de centro izquierda sería el ex ministro Emmanuel Macron. No está nada claro que Valls elimine fácilmente a Montebourg.

Salvado (¿?) ese obstáculo, la pareja Valls / Macron se odia cordialmente desde que Hollande los embarcó en el mismo navío sin rumbo del mismo gobierno socialista sin mayoría parlamentaria socialista.

Ante esa «nube» de candidatos socialistas más o menos «auténticos», más o menos «social liberales», un candidato de izquierda tradicional aspiran a consumar en Francia la «revolución» española de Podemos: desbancar a los socialistas por la izquierda. Ese es el proyecto de Jean-Luc Mélenchon, candidato del PCF y del grupúsculo Francia insumisa. Un candidato agresivamente anti Hollande, anti Valls y anti Macron, que aspira a sustituir al viejo PS como líder de «todas las izquierdas».

A la izquierda de la izquierda y la extrema izquierda todavía quedan tres candidatos a la presidencia de la República: Philippe Poutou, candidato del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA, más o menos trostkista), Nathalie Arthaud, candidata de Lutte ouvrière (LO, grupúsculo del trostkismo «oficial») y Yannick Jadot, candidato ecologista (EELV).

En algún impreciso lugar, entre el PS y el «centro izquierda», todavía hay dos candidatos a la jefatura del Estado: Sylvia Pinel, candidata del Partido Radical de Izquierdas (PRG, un «centro izquierda» a la francesa) y Bastien Faudot, candidato del grupúsculo Movimiento Republicano y Cívico (MRC).

Ante tan variopinto arco iris de izquierdas balcanizadas y cainitas, François Fillon, candidato conservador, y Marine Le Pen, candidata de extrema izquierda, aspiran aspirar a barrerlos / eliminarlos a todos en la primera vuelta de la próxima elección presidencial, a finales del próximo mes de abril.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios