Internacional

François Fillon, una síntesis de las derechas francesas del último medio siglo

Primer ministro de Sarkozy, entre 2007 y 2012, Fillon fue un aliado fiel que, finalmente, decidió lanzar su propia candidatura a la presidencia de la República

François Fillon, líder de la derecha francesa
François Fillon, líder de la derecha francesa - AFP
JUAN PEDRO QUIÑONERO Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en:

Conductor de Fórmula 1, católico prácticamente (sin estridencias), euroescéptico realista, antiguo diputado más joven de Francia, anti multiculturalista activo, casado con una discretísima inglesa conservadora, François Fillon (62 años), el nuevo líder de la derecha francesa, es una síntesis bastante canónica de todos los conservadurismos franceses.

Jovencísimo diputado conservador, comenzó su carrera ministerial (enseñanza superior, asuntos sociales, educación) con Jacques Chirac, un presidente cuyo conservadurismo «aleatorio» chocó muy pronto con el conservadurismo de «principios» de un Fillon que terminó rompiendo de manera brutal.

Hostil a la Europa que comenzaban a «forjar» la pareja Mitterrand/Chirac, en torno al Tratado de Maastricht, Fillon militó durante unos años contra un europeismo que amenazaba los intereses nacionales, a su modo de ver. Euroescéptico «razonable» o «realista», Fillon guarda un principio esencial: «La defensa de los intereses nacionales es la matriz de toda la diplomacia nacional».

Cuando Nicolas Sarkozy decidió liderar la sucesión de Chirac, con un programa de «ruptura contra los conservadurismo de izquierda y derecha», Fillon se convirtió en su aliado privilegiado. Y «arquitecto», en parte, del proyecto político rupturista del primer Sarkozy, elegido presidente, el 2007, con un proyecto de «ruptura» muy semejante al programa Fillon de 2016. Primer ministro de Sarkozy, entre 2007 y 2012, Fillon fue un aliado fiel que, finalmente, decidió lanzar su propia candidatura a la presidencia de la República, contra Sarkozy y Juppé, que siempre lo «menospreciaron», hace dos años cortos.

Finalmente, los franceses conservadores decidieron eliminar a Sarkozy, en la primera vuelta de la primera e histórica elección primaria de la derecha francesa, «culpable» de incumplimiento de una ruptura que vuelve a ser la matriz del programa político presidencial de François Fillon, liberal en lo económico y conservador en lo social/cultural.

Los electores conservadores eliminaron a Sarkozy en la primera vuelta, cansados de su gesticulación permanente. Y han eliminado a Juppé en la segunda, por considerarlo demasiado «blando», demasiado «ecuménico», demasiado dispuesto al «diálogo» con la «Francia diversa» (multicultural). Ganador de la primera elección primaria de la derecha francesa, Fillon encarna hoy una síntesis de todas las derechas francesas del último medio siglo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios