Elecciones legislativas en Rusia Los comicios con menor participación desde la desintegración de la URSS

Según los nuevos datos facilitados este luens, acudieron a las urnas el 47,8% de los inscritos en el censo electoral

Imagen de la votación de este domingo en Rusia
Imagen de la votación de este domingo en Rusia - EFE
RAFAEL M. MAÑUECO - @abc_es Corresponsal En Moscú - Actualizado: Guardado en:

Los comicios legislativos celebrados el domingo en Rusia han sorprendido a todos por la aplastante victoria obtenida por el partido de Vladímir Putin, el presidente del país, pero también por su índice de participación, el más bajo de las últimas tres décadas. Según los nuevos datos facilitados este lunes, acudieron a las urnas el 47,8% de los inscritos en el censo electoral. En las legislativas de 2011 participó más del 50% y en 2007 el 63,7%. Donde mayor abstención se registró fue en las grandes ciudades, Moscú y San Petersburgo.

El ex primer ministro, Mijaíl Kasiánov, líder de la formación liberal Parnas, que en su día encabezó también el asesinado Borís Nemtsov, declaró la pasada noche que «la falta de participación se debe a que la gente no cree que con su voto se pueda cambiar nada y eso es muy lamentable».

El domingo, Arkadi Krávchenko, propietario de un pequeño negocio, dijo a este periódico que no ejerció su derecho al voto porque «vayamos o no votar, el poder amañará los resultados a su conveniencia». A juicio del antiguo patrón de la petrolera Yukos, Mijaíl Jodorkovski, exiliado tras pasar 10 años en la cárcel por enfrentarse a Putin, «la baja participación demuestra que la gente en Rusia sabe que las elecciones fueron ilegítimas».

El coordinador del equipo de observadores de la OSCE que ha supervisado los comicios rusos, Ilkka Kanerva, dijo en rueda de prensa que, pese a los avances en cuanto a la transparencia, hubo irregularidades que ponen en duda la legitimidad de los resultados. Kanerva habló de «restricciones legales de derechos y libertades básicas (...) firme control de los medios y un endurecimiento de la presión sobre la sociedad civil». Según su opinión, la mejora en el acceso de todos los partidos a las elecciones no han conducido todavía a la existencia de «distintas alternativas políticas». El partido gubernamental Rusia Unida consiguió 343 de los 450 escaños que tiene la Duma, la Cámara Baja del Parlamento ruso.

En la abstención influyó también sin duda el brusco descenso de la temperatura que se registró el domingo. Tras varios días con el termómetro en torno a los 18 grados, en Moscú bajó por debajo de los 10 grados mientras soplaba un gélido viento de componente norte.

Las elecciones deberían haberse celebrado el próximo 4 de diciembre, pero fueron adelantadas al 18 de septiembre para evitar el efecto que pudiera haber provocado el ulterior deterioro de la economía durante el otoño. El resultado es que la campaña electoral se ha desarrollado coincidiendo con las vacaciones estivales y no ha tenido apenas incidencia en la vida pública. No ha habido prácticamente mítines ni debates. Los únicos que estuvieron bien visibles fueron Putin y su primer ministro, Dmitri Medvédev.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios