Internacional

«Cubanos, Fidel ha muerto»

La alocución televisiva de Raúl Castro, con voz visiblemente emocionada, guarda similitudes con el célebre mensaje de Arias Navarro, aunque también existen notables diferencias

El anuncio de la muerte de Fidel Castro
M.A. Madrid - Actualizado: Guardado en:

«Querido pueblo de Cuba: con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz». Visiblemente emocionado, el presidente cubano Raúl Castro informaba del fallecimiento de su hermano Fidel en una alocución televisiva que recordó la célebre de Carlos Arias Navarro en la que notificó: «Españoles... Franco ha muerto».

Así al menos lo han considerado opositores cubanos de la organización Cuba Democracia ¡Ya!, que bajo el lema «Cubanos, Castro ha muerto» ha convocado esta mañana a una concentración frente a la Embajada cubana en Madrid en la que se han producido incidentes entre castristas y anticastristas.

Fran Carrillo, consultor político y director de La Fábrica de Discursos, ve similitudes entre el anuncio de la muerte de Fidel Castro y el Franco tanto por emplear el mismo formato en televisión como «por la solemnidad del momento», la «cara compungida» y la «voz rota y entrecortada» de Raúl Castro y Arias Navarro.

«Es una puesta en escena muy similar aunque en el anuncio de Castro hay más predominio del despacho, para reforzar la idea de la fortaleza de la revolución, mientras que Arias Navarro se presentó ante una mesa informativa, subrayando la importancia del mensaje», explica Carrillo.

En la alocución del entonces presidente del Gobierno el 20 de noviembre de 1975, su discurso comenzó con el titular que quedó en el recuerdo de todos los españoles («Franco ha muerto») y continuó con las explicaciones de lo sucedido, en una intervención más larga en la que recordó incluso palabras del dictador. «Llamaba al duelo, transmitía el mensaje de que España estaba de luto», explica el consultor político.

Raúl Castro, «más firme», opta por un discurso «en formato informativo» en el que la noticia se desliza al final de la frase, según observa Carrillo, y acaba su mensaje con el «alegato victorioso» de «¡Hasta la victoria siempre!».

«Con ello envía el mensaje de que ha muerto Fidel pero aquí seguimos. Es un mensaje típico de las dictaduras de izquierdas, insistir en que la revolución sigue», destaca recordando las similitudes con el anuncio del fallecimiento de Hugo Chávez por parte de Nicolás Maduro.

«Yo estaba en Caracas el día en que se anunció la muerte de Chávez y fue así, muy parecido a lo que ha dicho Raúl Castro. Fue una honra al fallecido y un aviso a navegantes: a pesar de su muerte la revolución sigue vigente», señala Carrillo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios