Internacional

Los abogados de Abdeslam renuncian a su defensa por su falta de cooperación

Salah Abdeslam, el único sospechoso vivo de los atentados de París del pasado 13 de noviembre, ha decidido no cooperar con la justicia francesa, lo que ha provocado que sus abogados renuncien este miércoles a su defensa

Los abogados de Abdeslam renuncian a su defensa por su falta de cooperación
EFE París - Actualizado: Guardado en:

Salah Abdeslam, el único sospechoso vivo de los atentados de París del pasado 13 de noviembre, ha decidido no cooperar con la justicia francesa, lo que ha provocado que sus abogados renuncien este miércoles a su defensa.

El letrado belga Sven Mary y el francés Frank Berton indicaron al semanario «Le Nouvel Observateur» que Abdeslam no ha cumplido su palabra de testificar ante los jueces, que ya no habla con ellos y que, en esas condiciones, no pueden seguir ejerciendo su defensa.

«No podemos seguir defendiendo la palabra de un hombre que calla (...) En el momento en que rechaza la estrategia de defensa que le proponemos hay que dejarlo», aseguró Mary, el abogado que le asistió desde su detención en el barrio bruselense de Molenbeek en marzo pasado, 4 meses después de los atentados que causaron en París 130 muertos.

Abdeslam ha hecho saber a los jueces que no nombrará nuevos abogados. En la fase de instrucción no los necesita, aunque sí cuando comience el juicio oral, algo que no se prevé antes de dos años.

Los letrados apuntan la supuesta dureza con la que las autoridades francesas acogieron al reo, extraditado por Bélgica en abril pasado, encarcelado en la prisión de Fleury-Mérogis, en las afueras de París, sometido a un régimen de aislamiento y filmado permanentemente gracias a una ley aprobada «ad hoc» para permitirlo.

Una «tortura psicológica», en palabras de Mary, que ha acabado por «hundir» al sospechoso, que había prometido a sus abogados cooperar con la justicia pero que en las últimas semanas se ha encerrado en si mismo.

«Están transformando a Abdeslam en una bestia salvaje», aseguró Berton, que señaló a las autoridades francesas, supuestamente ávidas de presentar ante los populistas a un culpable, como causantes de su mutación.

El abogado no lamenta la defensa del terrorista

El mediático abogado francés, que aseguró que no lamenta haber intentado la defensa del presunto terrorista pese a las críticas que eso le ha valido, lamentó que el silencio de Abdeslam impida conocer parte de la verdad.

«Las posiciones políticas han ido contra el combate judicial. Abdeslam se ha convertido en un símbolo de la lucha antiterrorista, un reto presidencial importante», indicó el letrado, que consideró que la dureza penitenciaria contra el prisionero entorpece el trabajo de los jueces que instruyen el caso.

Una opinión que no comparten los abogados de las víctimas del atentado, convencidas de que la estrategia del silencio de Abdeslam no responde a sus condiciones de encarcelamiento.

«Nunca he creído que quisiera hablar y por eso no me ha sorprendido que ahora sus abogados digan que guardará silencio. Creo que es una postura personal que no tiene que ver con su situación en la cárcel», aseguró a Efe el abogado Sylvain Cormier, que defiende a algunas de las víctimas.

El letrado lamentó que Abdeslam haya renunciado a tener una defensa, pero indicó que eso «no cambia nada en la búsqueda de la verdad porque la investigación no reposaba solo en su testimonio".

«Las víctimas no tenían esperanzas de que hablara, tienen confianza en los investigadores y en los jueces instructores, que están haciendo un gran trabajo», agregó.

Su silencio no bloquea la investigación

En ese sentido, el abogado Jean Reinhart, que representa a otras víctimas, aseguró a la cadena «BFMTV» que «el silencio de Abdeslam no bloquea una investigación que avanza» y que se apoya «en otros indicios» y «en el testimonio de otros de los arrestados que sí colaboran con la justicia».

«Los instructores han reunido ya 130 volúmenes en su investigación en la que hay pruebas concluyentes contra Abdeslam y su papel en la organización de los atentados», aseguró.

En la misma línea se pronunció el presidente de la asociación de víctimas, Georges Salines, que señaló en la televisión «iTélé» que «hay otros testimonios y restos materiales que hacen que el puzzle esté siendo reconstituido por los jueces».

Sin embargo lamentó que la postura de Abdeslam pueda privar a los afectados «de una palabra de remordimiento, de perdón».

Tras su detención en Bélgica, los abogados del presunto terrorista aseguraron que tenía intención de cooperar con los investigadores franceses.

Pero desde que fue extraditado se ha negado a cooperar en sus interrogatorios y su único testimonio fue el que hizo tras su detención ante la policía belga, en el que se desvinculó de la organización de los ataques y aseguró que renunció de forma voluntaria a hacer estallar su cinturón de explosivos junto al Estadio de Francia tal y como estaba previsto

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios