Familia - Parejas

Aumentan los problemas sexuales entre jóvenes y adolescentes

Los adolescentes se incian cada vez antes en el sexo y tienen menos información

Aumentan los problemas sexuales entre jóvenes y adolescentes

Los jóvenes cada vez se inician antes en las relaciones sexuales. La edad en la que comienzan a tenerlas se sitúa entre los 14 los 15 años pero no se han sentido satisfechos. Según una investigación publicada en Journal of Adolescent Health, un 33% de jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 21 años que ya han tenido relaciones sexuales han experimentado problemas preocupantes en el último año. Algunos de esos problemas están relacionados con la disfunción eréctil o con el alcance del clímax. A veces, incluso el problema viene desatado por el alcance del orgasmo demasiado rápido en el caso de los hombres.

Muchas jóvenes que han comenzado temprano afirman que no pudieron alcanzar el orgasmo durante los 2 o 3 primero años de actividad sexual o que incluso tienen problemas relacionados con la excitación o el dolor durante el coito. Sin embargo, en el caso de los varones sucede todo lo contrario y es común encontrar problemas relacionados con la eyaculación precoz.

Falta de información

La causa de estos problemas, según afirman los expertos, es la falta de información y educación sexual. No se trata solo de problemas de adolescentes relacionados con embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual. Hay mucho más detrás de eso y hay que aprender a prestar toda información a los jóvenes que la requieren, ya sea por medio de dinámicas sexuales o de otro tipo de metodologías educativas. Es necesario que el adolecente aprenda a satisfacer su sexualidad sin sentirse culpable, pero debe aprender a hacerlo de forma segura, controlada y con toda la información previa posible.

Y es que los expertos de la educación sexual lo tienen claro: no abordar estos problemas sexuales adolecentes desde edades tempranas puede suponer la aparición de trastornos graves relacionados con la ansiedad de no poder disfrutar de relaciones sexuales placenteras en un futuro.

Internet como solución errónea

Ante la falta de información sexual para los adolescentes en colegios e institutos e incluso en la propia residencia habitual, los jóvenes lo tienen claro y ellos mismos se encargan de formarse en el terreno sexual a través de internet. El problema es que, como todos sabemos, no todas las páginas web incluyen una información 100% veraz y eso puede inducir a errores a los adolescentes.

Por ejemplo, en el terreno de la sexualidad masculina y la salud del hombre es habitual buscar información en línea sobre tratamientos naturales para la disfuncion erectil. Hay páginas gestionadas por profesionales médicos que pueden contener información verídica acerca del problema de la disfunción sexual y que pueden servir para aclarar conceptos a los jóvenes. Sin embargo, ante un problema de este calibre, aparte de probar métodos naturales lo mejor quizás sería acudir a un especialista para valorar las opciones que mejor se adapten al problema y a la salud de cada uno.

Existen muchas páginas web dedicadas al terreno sentimental que podemos encontrar en internet con realizar solo una simple búsqueda. El problema es que es tal el volumen de información que los jóvenes deben aprender a valorar cuándo se trata de información veraz o cuando ha sido un redactor mediocre no especializado el que ha elaborado tales textos pertenecientes a un sitio web.

Lo ideal sería que los jóvenes tuvieran la opción de realizar todas estas preguntas en casa, a sus padres y hermanos, sin necesidad de que se trate el tema como un tabú en pleno siglo XXI. Por eso, los padres con hijos en edades adolescentes, deben aprender a comunicarse con ellos y a darles libertad para preguntar sus dudas sobre amor y sexualidad. Es la mejor manera de evitar problemas sexuales más graves o incluso embarazos no deseados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios