Uno de cada tres menores se ha dado un «atracón» de alcohol en el último mes - ATLAS

PrevenciónLo que pueden hacer las familias para prevenir el consumo de alcohol en sus hijos

La edad de inicio en el consumo de alcohol por parte de los jóvenes es a los 13,8 años. El llamado «consumo compulsivo» ha aumentado del 14% al 37% entre los menores de 14 a los 16 años

Actualizado:

El alcohol es la droga más consumida entre adolescentes y jóvenes en España y también la que más daños personales, familiares, económicos y sociales causa.

Según los datos de un estudio realizado por Movilización Alcohol y Menores, la edad de inicio en el consumo de alcohol por parte de los jóvenes es a los 13,8 años. El llamado «consumo compulsivo» ha aumentado del 14% al 37% entre los jóvenes de 14 a los 16 años, convirtiéndose las fiestas etílicas en algo «normal». Todos los estudios científicos señalan que el desarrollo completo del cerebro humano no se alcanza hasta los 20 años, es decir, hablamos de una edad en la que los excesos repercuten muy negativamente en el posterior desarrollo físico, psicológico y mental.

El documento de recomendaciones para familias incluye propuestas de actuaciones concretas, sobre todo dirigidas a las AMPAS, y destinadas fundamentalmente a «dotar de herramientas a los padres y madres para la prevención, entendiendo que la prevención implica la formación».

Formación para los padres

Entre las medidas que proponen poner en marcha para facilitar el trabajo preventivo de las familias, destacan:

Potenciar las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (AMPAS) como primer agente formativo de las familias, garantizando su financiación por medio de subvenciones dedicadas a programas preventivos sobre consumo de alcohol y de sustancias adictivas en menores.

Colaboración de las administraciones públicas con las AMPAS en el desarrollo de programas alternativos de ocio responsable que puedan ofrecerse en los centros educativos a nuestros jóvenes y que permitan tener alternativas a la bebida una vez terminada la jornada escolar y sobre todo los fines de semana.

Representatividad de las familias en todas las estructuras de las administraciones públicas en las que se hable, dialogue o se trabaje sobre el consumo de alcohol en menores que sean favorecidas por entidades municipales, provinciales, autonómicas y estatales.

Trabajos en favor de la comunidad para los jóvenes reincidentes, incluyéndolos en programas específicos que ayuden a personas que de una u otra manera hayan sido perjudicadas o victimas de esas conductas negligentes de los que beben sin control, como resultado de los accidentes de tráfico, y con la colaboración en ciertos casos de los tutores-padres del menor.