GENTE

Pilar Cordón: «Con Doda Miranda no me he tomado ni una Coca-Cola»

La veterana amazona repasa su año deportivo y dice sentirse ajena a los rumores en torno a ella

La amazona zaragozana el domingo en Madrid Forse Week
La amazona zaragozana el domingo en Madrid Forse Week - MAYA BALANYA

Este año que llega a su fin ha sido para Pilar Cordón (Zaragoza, 1973) un año de altibajos. Los éxitos deportivos de la veterana amazona –tercera en el ránking nacional– a lomos de Gribouille du Lys y su participación en los Juegos Olímpicos de Río son la cara de una moneda cuya cruz fue trazada cuando su nombre se vio implicado en la tormenta mediática desatada a raíz de la ruptura del jinete brasileño Doda Miranda Neto y Athina Onassis, a quien considera una amiga. Este fin de semana, Pilar ha competido en Madrid Horse Week, donde ABC ha tenido la oportunidad de hablar con ella.

-¿Cómo valora esta competición?

-El concurso en general es una maravilla, aunque en el plano personal lo podría haber hecho mucho mejor.

-En agosto participó en sus primeros Juegos, ¿cómo fue la experiencia?

-Creo que lo podía haber hecho muchísimo mejor. Estábamos preparados, pero la realidad es la realidad y hay que aceptarla. Hay que aprovechar la experiencia para seguir aprendiendo.

-¿Cómo compagina tener dos sociedades financieras con los caballos?

-Tengo una familia fantástica que me ayuda un montón. Somos un equipo. Si no fuese así, estaría desbordada.

-La pasada primavera se dijo que su amistad con Doda Miranda fue la causa de su ruptura con Athina Onassis...

-No pasó absolutamente nada, pero nada de nada. Con Doda ni siquiera me he tomado una Coca-Cola.

-¿Han hablado usted y Athina sobre el asunto?

-Fue lo primero que hice y le dije que no tuviera ninguna duda. Soy casi más amiga de ella que de él. Y lo que me faltaba es que una amistad se rompa por esto. Athina me dijo: «No te preocupes, no voy a dudar de ti». Más tarde, Doda se disculpó conmigo. Estaba avergonzado.

-¿Cómo le ha sentado ser el foco de atención en la prensa del corazón?

-Me da exactamente igual. No sigo ese mundo. Me disculpé con mi amiga para que quedaran las cosas claras y el resto ni lo miro.

-¿Considera que ha tenido suerte en el amor?

—Estuve con Alberto Honrubia y, hasta hace dos años, con Gilbert de Roock (ambos relacionados con la hípica). Puede que no haya tenido suerte, pero ahora estoy feliz.

-¿Para estar en lo más alto hay que centrarse solo en los caballos?

—Se puede tener tiempo para todo. Querer es poder y si encuentras una persona que te entienda o que sea compatible para formar una familia, me parece maravilloso. Yo, por las circunstancias de la vida, aún no lo he hecho.

-¿Qué hace en su tiempo libre?

—Ahora tengo un perro y me gusta irme de paseo con él. Adoro los animales. También salir con mis amigos a cenar, a tomar algo o de copas, aunque tampoco lo hago mucho. Estoy todo el día con los caballos.

-¿Es la hípica un deporte elitista?

—Sí, porque los caballos cuestan mucho dinero. Hay que encontrar patrocinadores y en España es mucho más difícil. Se trata de un deporte caro y muy duro, si eres mujer. A un hombre se le da más confianza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios