Estilo - Gente

Antonio Banderas: «Se agradece que mi pareja no forme parte de mi profesión»

En compañía de su pareja, Nicole Kimpel, visitó ayer las oficinas de Viceroy para presentar su colección de relojes y joyería para esta firma

El actor posa durante la presentación de su colección de relojes y joyas de Viceroy
El actor posa durante la presentación de su colección de relojes y joyas de Viceroy - ©GTRESONLINE

La vinculación de Antonio Banderas al mundo de la moda comenzó en 1997, cuando se comercializó su fragancia, que el año pasado cumplió 18 años con unas cifras en ventas asombrosas. Hace dos años se trasladaba a Londres para comenzar sus estudios de patronaje en la célebre Central Saint Martin. En compañía de su pareja, Nicole Kimpel, visitó ayer las oficinas de Viceroy para presentar su colección de relojes y joyería para esta firma.

Esta semana, el actor publicó en su cuenta de Twitter una autofoto donde aparecía con el ojo hinchado. Lo que iba a ser un puñetazo falseado durante el rodaje de «Stoic» acabó siendo un derechazo en el ojo. «Me partieron la cara», bromeó.

Sobre un posible «sí, quiero» con Kimpel, Banderas fue tajante: «Estamos muy bien así, no nos va a hacer falta pasar por el altar». Y se atrevió a parafrasear a Mario Benedetti: «No me hace falta firmar cien papeles para amar». Aseguró estar muy contento e ilusionado con su relación. «Ella no pertenece al mundo de mi profesión y se agradece. He estado casado con dos actrices y ha estado muy bien, pero Nicole vive todo lo que me pasa con mucha fascinación». Y añadía: «Me aporta mucho equilibrio. Ella es muy calmada y tranquila y yo soy muy nervioso. Contrasta mucho conmigo». Kimpel, que se dedica al mundo de las finanzas, forma parte de los nuevos proyectos de Banderas y le asesora. Durante la rueda de prensa, permaneció completamente en un segundo plano, pasó inadvertida hasta que los fotógrafos le dispararon un par de instantáneas.

El actor se mudó a Los Ángeles para buscar fortuna en 1990, por eso, también se atrevió a hablar sobre la victoria de Donald Trump. «El resultado de las elecciones norteamericanas hay que enmarcarlo dentro de un movimiento en el mundo occidental hacia los extremos de izquierdas y derechas. Cuando lo que se necesita ahora mismo es todo lo contrario», contó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios