Madrid

La sorpresa que Carmena dio en su casa a ocho niños la noche de Halloween

«Qué guapas estáis todas, pero qué miedo dais», dijo la alcaldesa de la capital a un grupo de escolares que llamaron a su puerta

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, posa con los niños en su jardín el pasado 31 de octubre
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, posa con los niños en su jardín el pasado 31 de octubre - ABC
M. R. DOMINGO - @MartaRDomingo Madrid - Actualizado: Guardado en:

Apenas cinco días después de que fuera ingresada en el Hospital de La Princesa por un episodio de «visión borrosa» y «desequilibrio de presión arterial», Manuela Carmenadescansaba en su casa de la zona de Arturo Soria, cuando un grupo de escolares ataviados con calabazas y cuchillos y esqueletos tocaron el timbre de la puerta de su casa. Pretendían sorprender al vecindario con sus terroríficos disfraces, pero quienes se llevaron la mayor sorpresa fueron ellos.

El pasado 31 de octubre, sobre las ocho de la tarde, siete niñas y un niño recorrían el barrio pidiendo dulces con la clásica frase de «truco o trato», como manda la tradición en Halloween. Mudos se quedaron cuando descubrieron que quien les abría la puerta de un chalé adosado cernano a la calle Conde Orgaz era era la mismísima alcaldesa de Madrid.

Aunque quedaron estupefactos, la reconocieron en seguida, «de verla en la tele y en los periódicos». Ella, para romper el hielo, se interesó por conocer sus nombres y su edad. Y, después de las presentaciones pertinentes, les invitó a entrar. «Qué guapas estáis todas, pero qué miedo dais», les dijo amablemente la regidora de la capital, que les llevó hasta su jardín.

Allí, Carmena les colmó los bolsos con chucherías y caramelos de todo tipo. La alcaldesa había preparado un arsenal de dulces para atender a los «espeluznantes» invitados que se acercaran hasta su vivienda. De no ceder al tradicional «chantaje» y no regalarles nada, la regidora, tal y como indica la costumbre heredada de la Inglaterra del siglo XVI, se exponíaa los trucos («tricks», en inglés) de los niños disfrazados: el lanzamiento de huevos contra su fachada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios