La pintada, aparecida en la calle de Valdevarves, el jueves por la tarde
La pintada, aparecida en la calle de Valdevarves, el jueves por la tarde - ABC

«Fuera españolista, primer aviso»: amenazan a un vecino por colgar la bandera de España en el balcón

Un grupo de extrema izquierda hostiga al inquilino, que reside en el barrio madrileño de Valdezarza

MADRIDActualizado:

«Fuera españolistas de Sakonia. Quita la bandera. Primer aviso». Así de rotunda es la pintada que apareció hace unos días en la fachada de un bloque de viviendas de la calle de Valdevarnes (Moncloa-Aravaca, Madrid). Tal y como puede leerse en la amenaza, el destinatario es el «vecino del tercero», cuya única «afrenta» fue colgar la bandera española en el exterior de su terraza.

En letras grandes y con los colores rojo, negro y amarillo, la intimidación ha levantado un reguero de estupor entre el vecindario. «Cualquiera diría que ha ocurrido en el País Vasco o en Cataluña, donde la intolerancia a cualquier signo de España puede, por desgracia, ser “castigada”. Pero ha sido en nuestro barrio», advierte Miguel, al paso por el lugar de los hechos.

Logo principal de Sakonia Resiste
Logo principal de Sakonia Resiste

Según ha podido saber este periódico, el grupúsculo Sakonia Resiste parece estar detrás del ultraje. «No sería la primera vez que hacen algo así», advierte un joven, quien prefiere no desvelar su identidad. No obstante, en conversación con ABC, Sakonia Resiste se ha desvinculado totalmente de los actos, considerando que la pintada «es una falta flagrante contra los derechos fundamentales de la Constitución Española».

Definidos a sí mismos como un colectivo juvenil, antifascista, feminista y anticapitalista de los barrios de Valdezarza y de La Ciudad de los Poetas, en las inmediaciones de la Dehesa de la Villa, la simbología deja claro el carácter controvertido de sus integrantes. La aparición en su logo principal de un hombre y una mujer tapados por sendos pasamontañas y una estrella roja de tres puntas -vestigio del comunismo, usado de manera habitual en los ambientes de la extrema izquierda-, supone toda una declaración de intenciones.

Pese a que la «presentación» de Sakonia Resiste tuvo lugar el pasado 14 de enero en el centro okupado La Piluka (Plaza de Corcubión, 16), el barrio de La Ciudad de los Poetas, también conocido como Saconia -en honor a la constructora que lo levantó- lleva años soportando pintadas de corte similar. «Alfon libre», «Sakonia antifa» o «libertad presos políticos» fueron algunas de las soflamas que, en enero de 2013, inundaron el mobiliario urbano. Basta, además, un vistazo por sus redes sociales para comprobar la estrecha relación que mantienen con otros colectivos como la Coordinadora Antifascista de Madrid, Izquierda Castellana -el «brazo político» del autodenominado antifascismo- o Yesca, su rama juvenil.

Por si fuera poco, en medio de la indignación vecinal, Sakonia Resiste arranca el jueves su particular semana grande. Bajo el lema «que vuelva común al barrio, lo que común de el saliera», el grupo organizará (junto al colectivo feminista Pandora y la asociación de estudiantes del IES Isaac Newton) las «fiestas populares de Sakonia», marcadas por un claro tinte político.