Barbero entra en su ccoche durante el escrache que sufrió en 2016
Barbero entra en su ccoche durante el escrache que sufrió en 2016 - EFE

El edil de Seguridad de Carmena llama «nazis» a sus policías municipales del chat

El Ayuntamiento va a recurrir el archivo de la causa pese a que el juez no ve delito

MADRIDActualizado:

Lejos de apaciguar los ánimos, el concejal de Seguridad, Emergencias y Salud de Madrid, Javier Barbero, ha anunciado que recurrirá el archivo judicial del caso del chat de los policías municipales, al entender que los agentes vertieron comentarios «xenófobos, nazis o discriminatorios».

El edil, que mantiene desde hace tres años un enfrentamiento con el Cuerpo nunca antes conocido en el Consistorio de la capital, ha anunciado a través de su cuenta de Twitter que el recurso lo presentan «por varias razones». Llama la atención que, pese a tratarse de un asunto puramente judicial, lo hagan por causas «más allá de lo jurídico».

Como ha venido informando este periódico, el titular número 42 de Plaza de Castilla dio carpetazo al asunto hace unos días. Considera que los tres funcionarios imputados por posibles delitos de odio e injurias contra la alcaldesa, Manuela Carmena, entre otros, no incurrieron en ningún ilícito penal. Y que el grupo de WhatsApp era privado, y no de índole institucional. Además, en el momento de los hechos, eran 116, y no 200 como dice Barbero, los integrantes del chat.

Pese al criterio del juez, el Ayuntamiento vuelve a la carga contra sus agentes y reabre la brecha: «Es muy grave que agentes que deben servir y proteger a todas y cada una de las personas de Madrid, en su diversidad, viertan en un chat de más de 200 personas, con propósitos sindicales en un inicio, comentarios xenófobos, nazis o discriminatorios». El grupo no se creó con ninguna idea sindical. Lo que sí es cierto es que un miembro de CC.OO. (la central oficialista, que apoya a Podemos y al Gobierno de Ahora Madrid), muy cercano al entorno de Barbero, fue quien se chivó y filtró el contenido de algunos mensajes. Otros que aportó en su denuncia, según consta en el auto de archivo, ni siquiera existían en la copia registrada en los juzgados.

Dice Barbero que «afirmaciones como ‘Hijos de puta, los moros’, ‘yo los tiraba al mar, comida para peces’ son incompatibles con la función pública de servir y proteger de un policía municipal» y que «contradicen claramente el Decálogo de Fundamentos Éticos» del Cuerpo.

El concejal desoye los argumentos del juez de Instrucción número 42 de Madrid e insiste en que los comentarios se realizaron «en el contexto de ese chat profesional» y entiende que se trata de algo «mucho más allá de lo estrictamente privado»: «Afirmaciones como ‘Matar es nuestro lema’, entre otras, suponen un delito».

En el hilo de Twitter creado por el edil, vuelve a contradecirse en sus palabras finales. Porque añade: «El desempeño de las responsabilidades como policía municipal no se puede limitar a la no-transgresión del Código Penal»; es decir, que entiende que puede no haber delito, pero, aún así, el Ayuntamiento, finaliza, recurrirá el archivo de la causa.

Por cierto, Barbero sí que ha mostrado su apoyo a Rommy Arce, su compañera en el Consistorio imputada por injuriar y calumniar a la Policía Municipal.