Hortaleza

Descubren un taller clandestino de costura oculto tras el espejo de un probador

La Policía Municipal detectó unas escaleras que conducían al sótano donde trabajaban tres mujeres que estaban encerradas

MadridActualizado:

Acudieron por una reclamación de una clienta disconforme con la atención recibida y descubrieron un taller clandestino donde tenían encerradas a tres mujeres chinas en un sótano sin posibilidad de salir en caso de una emergencia, con el consiguiente riesgo para sus vidas.

La puerta la tenían clausurada con mosquetones. La Policía Municipal denunció a la propietaria de un local de arreglos rápidos de ropa por lo ocurrido, por no tener dadas de alta a la trabajadoras, además de carecer de la correspondiente licencia para realizar la actividad.

Espejo-puerta con las bridas
Espejo-puerta con las bridas

El suceso se produjo en el distrito de Hortaleza. Cuando los agentes que realizaban labores de oficina de intervención comunitaria acudieron al establecimiento, la demandante estaba rellenando ya la hoja de reclamaciones, disconforme con la atención recibida. Tras aconsejarle sobre cómo debía hacerlo, se precataron de que en un probador había un espejo con dos mosquetones enlazados a modo de candado con dos alcayatas fijadas a la pared.

Sorprendidos por ello, retiraron los anclajes (algo que solo podía hacerse desde el exterior), y tras empujar el espejo, comprobaron que se trataba de una puerta que conducía a un sótano. Tras bajar las escaleras había dos habitaciones. En una de ellas se encontraban trabajando las tres mujeres a destajo, en el taller clandestino, con máquinas de coser. En la otra, había una mesa de trabajo con gran cantidad de ropa, cremalleras, hilos y demás utensilios para la costura. Es decir, eran estas las personas que realizaban los «arreglos rápidos de ropa» en las condiciones citadas.

La encargada del local explicó a los agentes que las «trabajadoras la estaban ayudando». Nada que ver con la realidad, por lo que realizaron el correspondiente informe en materia laboral para su traslado a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.