Sucesos

Caen los albaneses que reventaron más de 200 chalés de lujo, entre ellos el del atlético Gabi

Comenzaron a actuar en noviembre y cada día asaltaban 5 o 6 viviendas. Solo el botín recuperado supera el millón de euros

MadridActualizado:

Desde su llegada el pasado mes de noviembre aumentaron los robos en viviendas en el noreste de la Comunidad. Esta célula integrada por cinco delincuentes albaneses podía robar cada día una media de seis chalés situados en urbanizaciones de alto poder adquisitivo. Se le atribuyen más de 200 asaltos desde entonces (y eso que se fueron a su país a pasar las Navidades) y el botín que se ha recuperado supera el millón de euros. Entre el material se encuentran pertenencias del capitán del Atlético de Madrid, el centrocampista Gabi, una de las víctimas de estos prolíficos amigos de lo ajeno.

No en vano se llevaban artículos de marcas de lujo como ropa, cazadoras, deportivas y relojes. Como ejemplo, entre el material decomisado se apoderaron de vaqueros que cuestan 500 y 600 euros, zapatillas valoradas en mil, cazadoras de 10.000 y relojes con un valor en el mercado de entre los 30.000 a los 80.000 euros, entre ellos uno del canterano rojiblanco.

La gran voracidad de este grupo albanés se ha hecho notar, y de qué manera, en los municipios de Cobeña, Boadilla del Monte, Guadarrama, Villaviciosa de Odón, Alpedrete, Las Rozas, Majadahonda, Torrelodones y El Escorial. Actuaban siempre en la tarde noche, entre las 19 y las 23 horas. Los más llamativo es que no les importaba que la vivienda estuviera ocupada y no iban armados para que, en caso de ser detenido, la condena fuera menor. Jamás empleaban la violencia y eso que eran peligrosos.

Gabi, el capital rojiblanco
Gabi, el capital rojiblanco

Eran rápidos, ágiles y eficaces, por eso, apenas seleccionaban ni hacían seguimientos de los horarios de sus objetivos. Si los moradores estaban en la planta de abajo, subían a través del método del escalo a las plantas superiores y en cinco minutos arramplaban con todo, incluso arrancaban de cuajo la caja fuerte que dejaban abandonada en cualquier lugar, una vez abierta, con la documentación de sus dueños.

En caso de no haber nadie, dedicaban algo más de tiempo y aprovechaban para desvalijar joyas, teléfonos, cadenas, anillos y cordones de oro mazizo, algunos de ellos de un precio superior a los 3.000 euros. En algunas ocasiones, fueron sorprendidos y tuvieron que huir a la carrera.

Trataron de embestir a los agentes en El Molar

El pasado día 23 la Guardia Civil que seguía los pasos al grupo desde hace una semana, integrado por tres hombre y dos mujeres, de entre 47 y 21 años, ante la sospecha de que el grupo, que residía en Madrid y Alcobendas, fuese a marcharse con parte de lo sutraído para darle salida o viajar al norte, a San Sebastián, para delinquir ahí, decide actuar y detenerles.

Iban en tres coches robados, uno de los cuales en un doble fondo guardaba todos los objetos robados esta semana, entre ellos los del futbolista. De esa tarea se encargaba siempre las dos chicas que las revendían en su país de origen tras recorrer toda la Unión Europea.

La detención se produjo en El Molar. Ahí uno de los coches trató de embestir a los agentes cuando les dieron el alto, ha indicado Concepción Dancausa, la delegada del Gobierno esta mañana en la Comandancia de la Guardia Civil en rueda de Prensa, junto al responsable de la Operación Tosco del Grupo de Delincuencia Organizada y el general José Luis Arranz.

Uno de los funcionarios tuvo que disparar al aire para reducirles. Hoy pasarán a disposición judicial. Los tres varones arrestados tenían antecedentes por robos con violencia en las cosas de los Mossos de Escuadra.