El Palacio del Capricho, tras una fuente en el parque homónimo
El Palacio del Capricho, tras una fuente en el parque homónimo - ISABEL PERMUY

El Ayuntamiento invertirá 4,3 millones de euros en rehabilitar el Palacio del Capricho

Las obras comenzarán el 1 de marzo de 2018 y, en principio, tendrán un plazo de ejecución de un año

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid destinará 4,3 millones de euros para rehabilitar y convertir en museo divulgador de los valores de la Ilustración el Palacio del Capricho, situado en el jardín histórico del mismo nombre en la Alameda de Osuna. Las obras de este proyecto, aprobadas este jueves por la Junta de Gobierno, comenzarán el 1 de marzo de 2018 con un plazo de ejecución de un año.

Se trata del desarrollo del proyecto de los arquitectos Patricia Fernández y José Ramón Gámez que, bajo el lema «Entre-luces», ganaron en julio de 2016 el concurso de ideas convocado para la creación del museo. El espacio nace con la intención de reivindicar la figura de la duquesa de Osuna.

Para la adecuación del palacio a la propuesta y para dar cabida al programa museográfico, apuntan fuentes municipales, las obras implicarán la creación de un gran espacio central de doble altura que dilata las dimensiones de la actual sala de países del inmueble, extendiéndola a toda una nueva gran sala.

Valores de la Ilustración

El Palacio del Capricho, de titularidad municipal desde 1974, fue construido entre 1787 y 1798 como la residencia de la villa de recreo de los IX duques de Osuna. María Josefa de la Soledad Alfonso-Pimentel y Téllez-Girón, la IX duquesa de Osuna consorte, impulsora de la creación del Parque del Capricho, fue mecenas de artistas como el pintor Francisco de Goya y de otros artistas, escritores y científicos.

Con la creación de un museo dedicado a su figura y a la época en la que vivió, el Consistorio quiere poner en valor este valioso y singular elemento del patrimonio histórico de la ciudad y divulgar los valores ilustrados que ejemplarizó la duquesa, como el amor a la naturaleza, a la música, la pintura, el teatro y, en general a todas las manifestaciones artísticas.