Beiras, en segunda fila, a la izquierda del actual líder del partido, Antón Sánchez
Beiras, en segunda fila, a la izquierda del actual líder del partido, Antón Sánchez - MIGUEL MUÑIZ

Un sector de En Marea acusa a la oposición venezolana de recurrir al «terrorismo» contra Maduro

La organización nacionalista Anova denuncia que las de la Constituyente fueron unas «elecciones limpias» boicoteadas por los actos de «violencia organizada» de los opositores

SantiagoActualizado:

La organización nacionalista Anova, uno de los partidos que componen el conglomerado de En Marea en Galicia, ha salido esta mañana en defensa del régimen represor de Nicolás Maduro. A través de una publicación en sus redes sociales, la marca fundada por Xosé Manuel Beiras y que aporta algunos de los dirigentes más importantes de la confluencia, acusa a la oposición venezolana de perpetrar «actos de terrorismo y barbarie» para que la «oligarquía» del país se reinstaure en el poder.

Las protestas en la calle contra el dictadura bolivariana y el autogolpe de la Constituyente son para Anova una «insurrección» que recurre abiertamente a «la violencia y al sabotaje» para deslegitimar unas «elecciones limpias». «Cuentan con los mismos apoyos de las fuerzas y corporaciones multinacionales que, en otra ocasión, llenaron Latinoamérica de dictaduras militares y gobiernos fascistas», reza el texto. Y lo hacen gracias al apoyo que le prestan Estados Unidos, Europa y «el Estado español».

Anova, en cuyas siglas militan el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, o el diputado en el Congreso, Miguel Anxo Fernán Vello, entiende que la oposición plantea una «estrategia de boicot» a la «normalidad institucional» que «no consiguió sacar frutos electorales». Según esta teoría, las manifestaciones desembocaron en «violencia organizada» y «terrrorismo abierto» para evitar la convocatoria electoral de la Constituyente. Hasta el momento, los disturbios han generado más de 150 víctimas en las calles.

El comunicado de la formación denuncia que los medios de comunicación y agencias de prensa internacionales, a quienes acusa de formar «un imperio mediático de la mentira», colaboran en «silenciar los actos de terrorismo y barbarie de la oposición y su importante número de víctimas inocentes». «Las campañas propagandísticas de la derecha aspiran a imponernos la bondad de una intervención de fuerza contra la República Bolivariana y el retorno de las élites extractivas al palacio de Miraflores».

Por último, el partido concluye que se hace «orgullosamente parte de la solidaridad internacionalista» con el régimen, y con el pueblo que «avanzó en estos años y dejó de ser patria, llegando a ser ciudadano».

Otros apoyos

Anova no es, sin embargo, una excepción dentro de En Marea por su aliento a Maduro. La senadora Vanessa Pérez, vinculada a la federación gallega de Izquierda Unida, participó la semana pasada en la delegación de «observadores internacionales» encargados de fiscalizar el proceso electoral de la Constituyente.

De igual modo, la diputada de En Marea Magdalena Barahona, llamada en su día a liderar Podemos Galicia, expresa con frecuencia en su cuenta de Twitter su alineamiento con la dictadura.