Galicia

La lluvia evita una nueva ola de incendios en Orense

Los equipos de extinción han controlado los incendios de Cualedro, Monterrei, Laza, Entrimo y Cervantes

Los brigadistas y bomberos trabajaron durante toda la noche en la extinción del incendio de Cualedro
Los brigadistas y bomberos trabajaron durante toda la noche en la extinción del incendio de Cualedro - EFE

Las precipitaciones de la noche del lunes fueron clave para evitar una nueva ola de incendios en Orense. Gracias a la lluvia, Medio Rural informa de que los fuegos en las localidades orensanas de Sandiás, Xunqueira de Ambía y Manzaneda han quedado extinguidos. Y los equipos de extinción ya han controlado los de Cualedro, Monterrei, Laza, Entrimo y Cervantes.

Los de la comarca de Monterrei comenzaron con una diferencia de dos horas y media y se añadieron a otro activo desde la madrugada. Según los últimos disponibles, suman 730 hectáreas calcinadas. La Xunta también ha desactivado la «Situación 2» en Cualedro y, en estos momentos, no hay ningún aviso por cercanía a las casas.

El escenario fue especialmente preocupante en este concello, tan castigado cada temporada estival, a tenor de la descripción facilitada por su alcalde a Ep. El popular Luciano Rivero se expresó en términos alarmantes al hablar de «una virulencia atroz» y «un auténtico caos», pues fue imposible desalojar varias casas de la periferia con vecinos dentro.

El viento soplaba con fuerza y, sumado al humo, imposibilitó llegar a tiempo a la zona de A Pedrosa. La previsión meteorológica era favorable para la madrugada, pues se esperaba que comenzara a llover, lo que ayudaría a los equipos de extinción desplegados. La Xunta decidió decretar la «Situación 1» como medida operativa «para reforzar la coordinación de los medios y el personal antiincendios» por la «alta actividad incendiaria» en el distrito forestal XIV.

Dos detenciones más

Se sumarían a otros ocurridos en la provincia de Pontevedra y por los que han sido detenidos dos hombres, según informó ayer la Policía Autonómica. Ambos están acusados de una docena de incendios en los concellos de Catoira, Vilagarcía de Arousa y Lalín. Los provocaban con mecheros. Uno fue cazado el pasado sábado «in fraganti» gracias a la colaboración con las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (B.I.I.F.).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios