El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo - EFE

Feijóo emplaza al 2020 la decisión sobre su futuro político

El presidente de la Xunta asegura que su sucesión será «más fácil» que la de Fraga y señala que en el PPdeG existen cuadros capaces de darle el relevo

Actualizado:

«En el último año de legislatura (2020) el partido tendrá que concretar su propuesta». Así ha despachado este jueves Alberto Núñez Feijóo las preguntas sobre su futuro político, y su posible continuidad al frente del Gobierno gallego. En una semana marcada por los rumores sobre su hipotético salto al Gobierno de Rajoy, el titular de la Xunta ha postergado la respuesta a todas preguntas sobre su decisión «de aquí a dos años y medio».

En la rueda de prensa posterior a la reunión de su equipo, el dirigente popular señaló el duodécimo aniversario de otro relevo: el de Fraga, en 2006, al frente del PPdeG. Entonces, aquel salto «no fue fácil», ha recordado, para sentenciar a continuación: «Mi sustitución será más fácil que esa». Como en aquella ocasión, ha señalado el modelo de congreso como la vía idónea para seleccionar a su sucesor, al que ha recomendado la necesaria dosis de «experiencia» en la gestión pública.

Feijó ha definido a su organización como un «partido renovado que se tiene que seguir renovado» y una formación repleta de «cuadros» que pueden optar perfectamente al cargo que él ocupa desde hace más de una década. Eso sí, en 2020. Antes, se celebrarán las elecciones municipales y europeas, y unos nuevos comicios generales, ha puntualizado.

Auge de Ciudadanos

En el seno de los populares gallegos apenas se ha extrapolado la tensión que se vive otros territorios por el auge de Ciudadanos, tal y como vienen señalando los sondeos. «Las encuestas son encuestas y no hay que ignorarlas», ha enfatizado el presidente gallego, que explicó el fracaso del PP de Cataluña por la habilidad de los naranjas para capitalizar su trabajo en los últimos tiempos. «Cualquier encuesta nos tiene que estimular para seguir trabajando, sobre todo las que no son buenas», ha zanjado.