Política

Ximo Puig aísla a su Gobierno y al grupo en las Cortes Valencianas de la crisis del PSOE

El líder del PSPV mantiene la confianza en dirigentes como Mata y Montón, que se alinearon con Sánchez

Imagen de Puig tomada este domingo en el Palau de la Generalitat
Imagen de Puig tomada este domingo en el Palau de la Generalitat - EFE

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tratará de blindar al PSPV de la crisis abierta en el seno del PSOE, que en el convulso comité federal de este sábado evidenció la fractura de la delegación socialista. Frente a las tesis respaldadas por el líder del PSPV, el portavoz socialista en las Cortes Valencianas, Manuel Mata, y la consellera de Sanidad, Carmen Montón, se alinearon con el ya exsecretatio general del PSOE, Pedro Sánchez.

Pese a ello, Ximo Puig se decanta por evitar una crisis en su Gobierno y en su grupo parlamentario, lo que supondrá, salvo sorpresa, la continuidad en sus puestos de Montón y Mata. Mientras, el líder del PSPV ha situado a un hombre de su confianza, el diputado José Muñoz, en la gestora que guiará los destinos socialistas.

Este domingo, Puig -que durante toda la crisis del PSOE ha mantenido inalterada su agenda oficial- ha restado importancia a la disparidad de criterios: "En el ámbito de nuestra delegación, con posiciones diferentes, hubo una cordialidad extrema, estuvimos todos juntos sabiendo que lo importante es trabajar por el gobierno valenciano y por la propuesta que tenemos para la Comunitat".

Sobre si le preocupa la división de voto dentro del PSPV, Puig lo ha negado. "Hubo un ámbito de alta confortabilidad entre nosotros. Lo viví con cierta tristeza, pero hablé con todos con normalidad. No tengo barreras de incomunicación con mis compañeros aquí. Para el PSPV, lo más importante es gobernar adecuadamente la Generalitat Valenciana y los ayuntamientos, es nuestra responsabilidad y nuestra prioridad".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios