Caso Taula Las seis claves que debes saber sobre la declaración de Rita Barberá

La senadora comparece voluntariamente ante el Supremo en una causa por blanqueo de capitales

Imagen de Barberá tomad este lunes a su llegada al Tribunal Supremo
Imagen de Barberá tomad este lunes a su llegada al Tribunal Supremo - DE SAN BERNARDO

Rita Barberá afronta este lunes el principal trance de su carrera política, que suma una trayectoria de cuatro décadas. Fue fundadora de Alianza Popular y durante veinticuatro años alcaldesa de Valencia. En las elecciones de 2015 volvió a ser la más votada, pero no alcanzó la mayoría necesaria para gobernar y dejó el Consistorio tras ser designada senadora territorial por las Cortes Valencianas. Ahora, en su condición de senadora del grupo mixto (dejó el PP tras su imputación) declara como aforada ante el Tribunal Supremo.

¿Por qué declara ante el Supremo?

Barberá responde ante el Tribunal Supremo por el presunto blanqueo de capitales en el grupo popular del Ayuntamiento de Valencia. La senadora mantiene su condición de aforada tras dejar el PP pero seguir integrada en el grupo mixto de la Cámara y declara de forma voluntaria por su posible implicación en esta pieza separada del conocido como caso Taula, que indaga en los supuestos amaños de contratos en diversas administraciones públicas de la Comunidad Valenciana.

¿Cuál es el posible delito?

Una de sus derivadas del caso es el llamado «pitufeo» en el grupo municipal en el Ayuntamiento de Valencia. De acuerdo con las investigaciones, los contratistas de obra pública aportaban dinero al partido y éste lo «lavaba» por distintos procedimientos. Uno de ellos pasaba por devolver a los concejales y asesores los donativos de mil euros que habían realizado en billetes de 500. En la campaña de las pasadas elecciones municipales de 2015 se habrían blanqueado 50.000 euros.

¿Qué esgrime Barberá en su defensa?

El juez que instruye esta causa en Valencia, Víctor Gómez, acabó imputando a 49 personas (además de al PP como persona jurídica) entre ediles y asesores, incluyendo a nueve de los actuales diez concejales en el Ayuntamiento, que ya declararon ante el magistrado admitiendo las aportaciones pero negando que se les devolviera ninguna cantidad. Lo mismo aseguró la propia Barberá en un escrito de alegaciones que envió al juzgado al ofrecerle éste declarar, una defensa que previsiblemente mantendrá este lunes.

La citación de la senadora se produce después de que el TS le abriera causa el pasado septiembre y designara instructor a Cándido Conde-Pumpido. Una decisión, también apoyada por la Fiscalía, que deriva de la exposición razonada elevada por el instructor de Valencia.

¿Qué argumenta el juez de Valencia?

En este documento, consideraba que, habiendo reconocido Barberá que realizó el donativo de mil euros al igual que el resto de imputados, resultaría «incoherente» no elevar exposición al Tribunal Supremo por ser el único competente para investigar y, en su caso, juzgar a la exalcaldesa.

Resaltaba, no obstante, que ni las dos investigadas que han reconocido que el dinero entregado les fue devuelto ni los cuatro testigos que se negaron a hacer la aportación, han realizado una imputación concreta respecto a la participación de la exalcaldesa de Valencia en los hechos objeto de investigación.

En su escrito, el instructor detallaba las sospechas que existen sobre las finanzas del PP e incidía en la relación de la senadora con la persona que gestionaba las cuentas bancarias, la exsecretaria del Grupo Municipal, Mari Carmen García-Fuster (una de las principales investigadas en este procedimiento).

La justificación principal era la posición jerárquica de Barberá en el Ayuntamiento por su cargo de alcaldesa y, como tal, su capacidad de decisión y de mando. «Existía, además, una relación personal de estrecha confianza entre la exalcaldesa y García-Fuster, quien en su declaración judicial se negó a desvelar el origen de varios ingresos detectados en 2003, 2010 y 2011 por un importe superior a 200.000 euros, así como la identidad de la persona que le entregaba ese dinero», explicaba el escrito.

¿Qué alega el PP?

El PP no quiere verse implicado en el presunto delito electoral que se investiga en Valencia y ha decidido mover ficha, aunque Barberá está imputada por blanqueo de capitales.

Conforme avanzó en exclusiva ABC, el partido ha presentado ante el juez encargado del caso Taula numerosa documentación relativa a los gastos electorales durante las campañas de 2011 y 2015 con la intención de desmarcarse de cualquiera de las decisiones que se tomaran en el Ayuntamiento.

¿Cuál es el siguiente paso?

Ahora, el Tribunal Supremo interrogará a la parlamentaria antes de decidir si pide al Senado el suplicatorio para actuar contra ella o archiva la causa. Estarán presentes el fiscal, el abogado defensor de Barberá y la representación legal del PSOE, cuya personación como acusación popular fue admitida previa fianza de 3.000 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios