El alcalde y el vicealcalde de Alicante, Gabriel Echávarri y Miguel Ángel Pavón JUAN CARLOS SOLER
Gobiernos del cambio

PSOE y Guanyar (Podemos) apuran su pacto de gobierno en Alicante acusándose hasta de «corrupción»

La marca local de Pablo Iglesias renuncia a sus competencias este miércoles entre reproches mutuos con los socialistas por el «calvario» sufrido

ALICANTEActualizado:

El PSOE y Guanyar (Esquerra Unida y Podemos) apuran esta semana sus últimas horas de gobierno compartido en la ciudad de Alicante con un cruce de duros reproches que ha llegado incluso a la acusación de «corrupción» al alcalde -el socialista Gabriel Echávarri- por boca de su socio de la marca local de Pablo Iglesias, o la de «dejación de funciones» del PSPV a sus socios de izquierdas.

En una convocatoria a grupos vecinales y sociales para explicar los motivos de su salida del gobierno, el vicealcalde, Miguel Ángel Pavón (Guanyar) ha arremetido contra Echávarri poque no puede «compartir la gestión municipal con un alcalde incapaz de cumplir sus compromisos e inmerso en casos de corrupción», cuando había «apostado desde el inicio de la legislatura por un gobierno el cambio y la regeneración política».

Desde las filas socialistas tampoco se ahorran descalificaciones a su hasta ahora aliado de izquierdas. «El grupo de Guanyar incurre en dejación de funciones» además de la «manifiesta demostración de irresponsabilidad de todos sus concejales que vienen percibiendo sueldos pocedentes de dinero público desde el inicio del presente mandato municipal en junio de 2015», por boca de la portavoz del PSPV-PSOE, Eva Montesinos, al negarse a asistir estos ediles a la penúltima junta de gobierno juntos, hace unos días.

«Reacción» del PSPV

Este lunes, el vicealcalde ha pedido a su alcalde que si «aprecia» la ciudad deje el cargo y no sume su «calvario» al de la exalcaldesa 'popular', Sonia Castedo. Así, ha augurado que «al final va a dimitir» y, por ello, ha planteado al PSPV «recapacitar» y «reaccionar» ya que «tiene la oportunidad de que la ciudad siga siendo gobernable».

La réplica ha venido del jefe de gabinete de Alcaldía, Lalo Díez, quien ha manifestado que «el único calvario que ha sufrido la ciudad de Alicante es la nefasta gestión de la gente de Guanyar en las áreas de urbanismo o limpieza».

El también portavoz de la ejecutiva del PSPV-PSOE local ha criticado que los concejales de la formación de izquierdas «llevan un mes marchándose» y ha añadido que «en 48 horas estarán fuera del ayuntamiento y, a partir de entonces, que dejen trabajar; y en 2019 los ciudadanos dirán si el calvario de Alicante era una cosa, u otra».

Guanyar Alacant decidió en asamblea abandonar el equipo de Gobierno el 15 de noviembre por el procesamiento de Echávarri por un supuesto fraccionamiento de contratos en Comercio y por su investigación por el despido de la cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala, trabajadora temporal del Ayuntamiento. El tercer socio, Compromís, abandonó el equipo de Gobierno la semana pasada. Con la salida de Guanyar, el PSPV seguirá con solo 6 de los 29 concejales que tiene la Corporación.