Antonio Estañ, en su escaño de las Cortes Valencianas
Antonio Estañ, en su escaño de las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA
Política

Las exigencias «light» de Podemos por la financiación de PSPV y Bloc: pide ceses pero sin plazos ni medidas

Las Cortes aprobarán la próxima semana una comisión de investigación sobre la contabilidad electoral de los socialistas y los nacionalistas en 2007 y 2008

VALENCIAActualizado:

La investigación judicial sobre la presunta financiación irregular del PSPV y el Bloc para las elecciones de 2007 provocó las críticas desde un primer momento de Podemos hacia los partidos a los que sustenta en el Gobierno valenciano por las insuficientes explicaciones, pero no se atreven a concretar si habrá un siguiente paso en las advertencias.

La formación morada optó por la prudencia a la espera de que fuera avanzando la instrucción que tiene lugar en cuatro juzgados (dos de Madrid, uno de Benidorm y otro de Gandia) sobre los supuestos delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental al encontrarse prescrito el delito electoral.

El caso suma por el momento 26 imputados, entre ellos cargos públicos actuales de los socialistas como el exalcalde de Benidorm, Agustín Navarro (actual diputado provincial), o José Ramón Tíller, quien ocupa un puesto directivo en la empresa mixta Egevasa. Además, cuenta con informes de la Intervención General del Estado y de la Policía Nacional en los que se recogen sospechas de posibles irregularidades.

Podemos, sin embargo, se ha mantenido en la misma posición y únicamente aprieta las tuercas a sus socios en los cruces de manifestaciones públicas. Tras asegurar la pasada semana que estudian la personación en los juzgados pero sin detallar cuándo podría tener lugar o en base a qué de decidirá, este martes han vuelto a pedir al PSPV que aparte a sus investigados que siguen cobrando un sueldo público.

El líder de la formación morada en la Comunidad Valenciana, Antonio Estañ, se ha limitado una vez más a aconsejar contundencia. «Que lo hagan si quieren de verdad proteger al Botànic. Lo que nos estamos jugando es volver a etapas anteriores», ha señalado, sin lanzar ningún tipo de ultimátum ni marcar plazos para sus peticiones. El también portavoz en las Cortes ha recordado que «lo fundamental» de este tema es que «no suponga sombras de dudas» sobre el acuerdo de Gobierno y que se «actúe con responsabilidad» en lugar de para «proteger al partido».

El momento de hacer algo al respecto no ha llegado para Estañ, quien ha preferido no pronunciarse acerca de qué pasos seguiría Podemos en caso de que los socialistas no respondieran a ese requrimiento. «No me corresponde a mí aquí y ahora decidir medidas», ha afirmado el líder de la formación. Sí ha censurado que la respuesta haya sido «en muchos casos dar largas o actuar con cierta arrogancia», algo que ha calificado como «muy irresponsable».

Tienen que estudiar la declaración de Morera

Sobre la declaración en el Senado del presidente de las Cortes, Enric Morera, ha comentado que tienen que todavía tienen que «analizar en profundidad» su intervención, aunque no le satisficieron sus explicaciones y tiró «algún que otro balón fuera sobre compañeros de viaje», en referencia al desvío de responsabilidades hacia Esquerra Unida.

Por su parte, el portavoz del PSPV, Manolo Mata, ha pedido a Estañ «prudencia, mesura y tranquilidad» porque no han encontrado responsabilidades políticas, y ha cuestionado que el síndic de Podemos haya citado ahora «nombres que no eran los de la semana pasada», cuando se refirió al asesor de Presidencia José Manuel Orengo. «A mí, en principio, la gente de Podemos y Compromís me parece toda muy honorable porque si no, no hubiéramos llegado a un pacto con ellos. Yo exigiría el mismo tratamiento», ha añadido.

Comisión de investigación

Las cuentas de los socialistas y de los nacionalistas acabarán finalmente en una comisión de investigación del Parlamento autonómico que tendrá que empezar a funcionar antes de que acabe septiembre. Podemos y Ciudadanos han presentado una propuesta conjunta sobre la financiación del PSPV y Bloc entre 2007 y 2008 y sobre la relación de la empresa Crespo Gomar con las Administraciones Públicas y otros partidos políticos, de forma que no se centrará únicamente en estas formaciones sino también en el PP.

Las prácticas de los populares serán igualmente objeto de otra comisión, la del caso Taula, que ya fue aprobada y todavía no se ha puesto en marcha.