Caso Taula Rita Barberá: «Todo es falso. La alcaldesa nunca ha tenido ninguna 'caja B'»

La senadora del PP proclama su inocencia y rechaza presentar la dimisión

Comparecencia de Barberá ante los medios - MIKEL PONCE
Rosana B. Crespo - rosanabcrespo ValenciaGuardado en: Valencia

«No dimito porque no tengo cargo orgánico ni conozco de lo que se me acusa porque el sumario es secreto». La exalcaldesa de Valencia ha comparecido este jueves por primera vez desde el estallido de la operación Taula, un caso por el que medio centenar de personas (entre ellas diecisiete concejales, exdiles y asesores del PP en la etapa de Barberá en el grupo municipal) están imputadas por blanqueo de capitales en la última campaña electoral. Según Barberá, «si dimitiese estaría asumiento una culpabilidad de algo que no he hecho».

La Unidad del Crimen Organizado de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción consideran que Barberá estaría implicada en actividades ilícitas relacionadas con el cobro de mordidas en obras y servicios y blanqueo de capitales, por lo que han solicitado su imputación en la causa.

Barberá, que ha comparecido ante los medios en la sede del PP de la Comunidad Valenciana, ha negado las acusaciones sobre su persona y ha ratificado que no dimitará de su cargo de senadora, que le asegura que solo pueda ser citada como investigada por el Tribunal Supremo.

Además, ha insistido en que la alcaldesa «no organizaba la logística de la campaña electoral». Al respecto, como publicó ABC este miércoles, la petición a cada concejal o asesor del PP de Valencia para realizar una aportación de 1.000 euros con la que sufragar la campaña de las municipales partió del comité de campaña del partido en la ciudad del Turia. «La candidata era yo y la campaña siempre se ha centrado en el mensaje, en el programa, en la calle, con la gente y en conseguir más votos. Existe, en mi partido, algo que se llama el Comité de Campaña. En este caso, formado por algunos concejales y miembros del distrito, se encarga de la gestión logística y administrativa de la misma. Defiendo absolutamente la honradez, el buen hacer y la rectitud legal de los miembros de este comité. Yo nunca he tenido un cargo orgánico del partido, ni a nivel local, ni provincial, ni regional. Si he estado en algo ha sido en mi condición de alcaldesa», dice Barberá.

[El Ángelus de Rita Barberá. Por Cristina Seguí]

Con todo, ha expresado que «pongo la mano en el fuego desde mi conocimiento por todos los que han trabajado conmigo en el Ayuntamiento de Valencia».

«Pongo la mano en el fuego desde mi conocimiento por todos los que han trabajado conmigo en el Ayuntamiento»Rita Barberá

Al respecto, la parlamentaria del PP ha señalado que «el aforamiento no significa ni imnumidad, ni impunidad, ni blindaje para ser juzgada. En el caso que se me tuviera que juzgar, sencillamente es que te juzga el Tribunal que corresponde, el primer tribunal de España, como también a los jueces y a los fiscales. El TS es el tribunal que crea jurisprudencia, es la garantía de la justicia en España. Y es, el que finalmente juzga casi todos los temas que se ven en los juzgados de España».

Barberá ha recalcado que «a mí no se me ha pedido suplicatorio. Y me parece lógico que si se ha pedido declaración a 49 personas del grupo municipal del ayuntamiento de Valencia, se me pida declaración a mí. No sé por qué iba a quedarme fuera yo. Para llamarme a mí hay un procedimiento y es el que ahora ha comenzado a ponerse en funcionamiento».

«No dimito porque no tengo cargo orgánico ni conozco de lo que se me acusa» Rita Barberá

Sobre la trama de blanqueo de capitales en el grupo municipal que dirigó derivadas del supuesto cobro de comisiones ilegales, ha señalado que «nunca se ha amañado ningún contrato o adjudicación en los 24 años en el Ayuntamiento de Valencia en el que yo fui su alcaldesa. Nunca he adjudicado ninguna mordida a ningún contrato. Las adjudicaciones las proponía la mesa de contratación».

[¡Aquí mando yo!. Por Vicente Ordaz]

Barberá ha resaltado que, a la espera de conocer el contenido del sumario de la pieza que instruye el juzgado de instrucción número dieciocho de Valencia para saber de qué se le acusa, «no he contribuido a ningún blanqueo de dinero, no he ordenado ningún blanqueo de dinero. No he sabido nada de ningún blanqueo de dinero en el grupo municipal ni en ninguna parte. La alcaldesa entonces, no ha tenido nunca una caja B». «Todo lo que se ha dicho al respecto es absolutamente falso. Todo es falso», ha resaltado.

«No he contribuido a ningún blanqueo de dinero»Rita Barberá

Barberá ha terciado sobre la presión que ha recibido en las últimas semanas desde su propia formación: «A mis compañeros del partido que me han pedido explicaciones y a los que me han dicho que me vaya, he hablado con la mayoría de ellos. Además, con toda sinceridad lo digo, a algunos los he encontrado precipitados».

Respecto a la actitud de la oposición, la senadora ha señalado que «con la izquierda radical antisistema no quiero perder ni un minuto. Su modo de actuar es más propio del más rancio comunismo. Su modo de actuar es la manipulación, la maniobra, el engaño, el insulto... Y de Ciudadanos, sí decirles algo, que ese "halo a pestilencia" del que hablan por ahí, son los rumones que hay sobre su financiación. Y una reflexión para ustedes: ¿Cómo es posible que un partido sin estructura de militancia para recaudar las cuotas, que no tenía aportaciones del Estado porque no tenía representación parlamentario, haya podido hacer tres campañas seguidas en tan poco tiempo (la catalana, las municipales y las generales) con más medios que el primer partido de España?».

Barberá, que ha lanzado agradecimientos a Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal, entre otros dirigentes de su partido, ha dicho que «me parece un insulto que la primera institución de la Comunidad Valenciana (las Cortes) que se pida la comparecencia de una senadora por tener una presunta vinculación con una presunta trama». El Parlamento la ha citado para el próximo lunes.

Respecto a las explicaciones que le ha pedido el expresidente de la Generalitat Alberto Fabra, Barberá ha zanjado que «él tampoco se enteraba de muchas cosas que pasaban en su época, no me haga hablar».

ABC.ES - abc_es Guardado en: Valencia  Actualizar

13.00 Sobre la refundación de la que se ha hablado para el PP valenciano, Barberá ha dicho: «El PP, hace un año o algo así, introdujo cambios muy importantes en la estructura orgánica del partido, introduciendo vicesecretarios nuevos, mucho más jóvenes. Este es el tema fundamental; no sé por qué hay que hablar de refundación. El partido ya trabajó y renovó; lo que tenía que hacer».

12.55 Sobre la detención de Alfonso Grau: «No sé qué se buscaba en el registro. Parece que buscando cohecho. Y al cabo de dos o tres horas salió una nota de la jueza diciendo que ella no había ordenado su detención. Yo desconozco más».

12.48 «Desde mi conocimiento, pongo la mano en el fuego por todos los que hemos trabajado juntos de que no se ha producido nada ilegal».

12.44 Así termina su comparecencia: «Lo único que me queda decir es, pedir a los valencianos que creyeron en mí, que no tengan dudas. Que sigan creyendo en mí. Si no somos conscientes de tanto despropósito, lo que hoy me está pasando a mí, mañana le puede pasar a otro, y probablemente a alguno de sus hijos. A mí me queda explicarles que estoy muy orgullosa de haber trabajado por Valencia y por la España constitucional y espero seguir haciéndolo».

12.41 Barberá: «Quiero dar las gracias a mi presidente nacional, a mi buen amigo Mariano Rajoy. A la secretaria general, Cospedal, al ministro de Justicia, al portavoz del Senado, Alfonso Alonso, Celia Villalobos, Paco Camps y espero no olvidarme de ninguno, de todos cuantos hayan querido salir en mi defensa. Todo esto que estoy viviendo me tiene estupefacta, y con desazón por lo que está pasando en España. ¿Cómo es posible que mi persona, una exalcaldesa de provincias, sin saber por qué, más allá que ha dado mil euros para la campaña electoral sin devolución, haya ocupado yo más páginas y horas de televisión y radio en el momento más complicado desde la restauración Democrática de hace 40 años?»

12.38 Barberá: «Expreso mi deseo de colaborar con la Justicia. Faltaría más. Voy a colaborar con la Justicia española, pero no me voy a someter a tribunales populares totalitarios como pretende la izquierda radical. Lo digo por la petición de comparecencia del lunes en las Cortes. Es una incoherencia».

12.35 Respecto al suplicatorio: «A mí no se me ha pedido suplicatorio. Y me parece lógico que si se ha pedido declaración a 49 personas del grupo municipal del ayuntamiento de Valencia, se me pida declaración a mí. No sé por qué iba a quedarme fuera yo. Para llamarme a mí hay un procedimiento y es el que ahora ha comenzado a ponerse en funcionamiento».

12.33 Barberá: «Aportaré a mi partido lo que el partido quiera tener de mí. Yo lo que le ofrezco es orgullo d pertenecer a él, experiencia, verdad y sosiego. Algunos, la izquierda, me quieren hacer responsable política de todo. Porque, repito, dicen que nada se hacía sin mi conocimiento (risas)».

12.31 Barberá: «Respecto a mi dimisión: no dimito. Si alguien quisiera compararme con Esperanza Aguirre, les contaría: 1) ella ha dimitido de presidenta del PP de Madrid, del cargo orgánico, no del cargo institucional. Yo no tengo cargo orgánico del que dimitir. 2) No dimito porque no conozco nada de lo que se me acusa, ni el sumario, que está en secreto. Si dimitiese estaría asumiento una culpabilidad de algo que no he hecho».

12.29 Barberá: «Con la izquierda radical antisistema no quiero perder ni un minuto. Su modo de actuar es más propio del más rancio comunismo. Su modo de actuar es la manipulación, la maniobra, el engaño, el insulto... Y de Ciudadanos, sí decirles algo, que ese "halo a pestilencia" del que hablan por ahí, son los rumones que hay sobre su financiación. Y una reflexión para ustedes: ¿Cómo es posible que un partido sin estructura de militancia para recaudar las cuotas, que no tenía aportaciones del Estado porque no tenía representación parlamentario, haya podido hacer tres campañas seguidas en tan poco tiempo (la catalana, las municipales y las generales) con más medios que el primer partido de España?».

12.27 Barberá: «Me pregunto: ¿Por qué se me trata con mayor crueldad cuando nada he hecho que a los casos de corrupción milmillonarios de Cataluña? ¿Por qué solo se habla de mí y no de los EREs y de la formación en Andalucía? ¿Por quéno se le pregunta a Sánchez si va a exigir más dimisiones en su partido? A mis compañeros sí se les exige mi dimisión a diario».

12.25 «A mis compañeros del partido que me han pedido explicaciones y a los que me han dicho que me vaya, he hablado con la mayoría de ellos. Además, con toda sinceridad lo digo, a algunos los he encontrado precipitados».

12.22 Barberá: «Sobre mí, ha caído una avalancha de petición de explicaciones estas semanas. Quiero dar las gracias a algunos de los compañeros en los medios por la comprensión que han manifestado ante mi inenarrable dolor anímico. Mi horror ha sido inmenso ante lo que estaba pasando el día 26 de enero y sucesivos. Dolor ante tantas condenas mediáticas que caían sobre mí. Fíjense adónde me ha llevado esto: a dar las gracias a Dios porque mis padres no vivan ahora».

12.20 Barberá: «El aforamiento no significa ni imnumidad, ni impunidad, ni blindaje para ser juzgada. En el caso que se me tuviera que juzgar, sencillamente es que te juzga el Tribunal que corresponde, el primer tribunal de España, como también a los jueces y a los fiscales. El TS es el tribunal que crea jurisprudencia, es la garantía de la justicia en España. Y es, el que finalmente juzga casi todos los temas que se ven en los juzgados de España».

12.18 «Hay corrupción económica y corrupción moral. La segunda es la que hace más daño a terceros (podríamos ponerme de ejemplo)».

12.16 Barberá: «Siempre he dicho a mi equipo: "No firméis nada si antes no lleva la firma del técnico correspondiente". Yo nunca me he quedado nada. Vivo en un piso de alquiler. Mi patrimonio es fruto del ahorro de mi trabajo».

12.14 Barberá: «Nunca se ha amañado ningún contrato o adjudicación en los 24 años en el Ayuntamientod e Valencia en el que yo fui su alcaldesa. Nunca he adjudicado ninguna mordida a ningún contrato. Las adjudicaciones las proponía la mesa de contratación».

12.13 «La candidata era yo y la campaña siempre se ha centrado en el mensaje, en el programa, en la calle, con la gente y en conseguir más votos. Existe, en mi partido, algo que se llama el Comité de Campaña. En este caso, formado por algunos concejales y miembros del distrito, se encarga de la gestión logística y administrativa de la misma. Defiendo absolutamente la honradez, el buen hacer y la rectitud legal de los miembros de este comité. Yo nunca he tenido un cargo orgánico del partido, ni a nivel local, ni provincial, ni regional. Si he estado en algo ha sido en mi condición de alcaldesa», dice Barberá.

12.11 Barberá: «Todo lo que se ha dicho al respecto es absolutamente falso. Todo es falso».

12.10 «No he contribuido a ningún blanqueo de dinero, no he ordenado ningún blanqueo de dinero. No he sabido nada de ningún blanqueo de dinero en el grupo municipal ni en ninguna parte. La alcaldesa entonces, no ha tenido nunca una caja B».

12.09 Barberá: «Dejo sobre la mesa tres propuestas al respecto: 1) urge el presunto de la presunción de inocencia en toda su dimensión. 2) Recordar que la carga de la prueba recae sobre el que acusa, en la justicia valen las pruebas y no las suposiciones. 3) Legislar muy seriamente y con responsabilidades sobre las filtraciones de sumarios secretos».

12.08 «La segunda razón por la que estoy aquí es que el TSJ a través de un tuit, que no directamente a los implicados, informó de la separación en dos piezas distintas del llamado caso Imelsa y del presunto blanqueo del ayuntamiento. Del resto de cosas nada ha cambiado. Hay más dolor y apaleamiento público, eso sí. Lo más importante de todo es que el sumario sigue secreto».

12.05 Barberá: «Han sido varias semanas de silencio. La prudencia es una virtud importante en un político. Silencio por el total desconocimiento del sumario que está dando lugar a una sonora, dura y mediática instrucción judicial. He decidido ahora comparecer ante ustedes no por ceder a presiones, sino porque han ocurrido estos días dos hechos que introducían algo esclarecedor en esta socuridad. El primero es que se ha informado ya que declararon los concejales y exasesores que tenía previsto llamar el juzgado en relación a un insólito presunto blanqueo de dinero».

12.03 A esta hora comienza la rueda de prensa de Rita Barberá.

11.55 La última aparición pública de Barberá (que mantiene su condición de aforada) se remonta al 19 de enero, una semana antes de que estallara la operación Taula, que se saldó con veinticuatro detenciones. Posteriormente, emitió un comunicado el 2 de febrero en el que defendía la legalidad de su gestión como alcaldesa.

11.42 La exalcaldesa de Valencia y senadora del Partido Popular, Rita Barberá, está a punto de romper su silenciotras el caso de blanqueo de capital en el que están imputadas 49 personas, la mayoría concejales, asesores y exediles de su etapa en el Ayuntamiento de la capital del Turia.

A. C. ValenciaGuardado en: Valencia

La exalcaldesa de Valencia y senadora del Partido Popular Rita Barberá romperá este jueves su silencio tras el caso de blanqueo de capital en el que están imputadas 49 personas, la mayoría concejales, asesores y exediles de su etapa en el Ayuntamiento de la capital del Turia.

La última aparición pública de Barberá (que mantiene su condición de aforada) se remonta al 19 de enero, una semana antes de que estallara la operación Taula, que se saldó con veinticuatro detenciones. Posteriormente, emitió un comunicado el 2 de febrero en el que defendía la legalidad de su gestión como alcaldesa.

Desde entonces no ha convocado ninguna rueda de prensa ni ha asistido a actos en los que estaba convocada como senadora, tanto en el grupo popular en el Senado como en las sedes del PP valenciano y el Palau de la Generalitat. En ese intervalo, Barberá concedió una entrevista en la Cope el 29 de enero en la que negó haya incurrido en actividades corruptas durante su gestión al frente del consistorio. En los 24 años que ha estado al frente del Ayuntamiento de Valencia, ha dicho, «nunca se ha amañado ningún contrato, ni ha habido mordidas ni financiación para financiar nada».

[Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia, en «Herrera en COPE»]

La senadora popular mantuvo este miércoles una conversación con la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, en la que le trasladó su voluntad de «ofrecer explicaciones». En las últimas semanas se había generado tensión entre la exalcaledesa y la dirección regional del partido, hasta el punto de Barberá remitió un Whatsapp el pasado 2 de feberero para dirigirse a Bonig y preguntarle qué explicaciones quería que diera.

Imagen de Isabel Bonig tomada este jueves
Imagen de Isabel Bonig tomada este jueves- EFE

Tras las presiones de miebros de su partido y a pesar de que Mariano Rajoy apeló a la presunción de inoncencia, Barberá comparecerá en la sede los populares en Valencia después de que el juez que instruye el caso por blanqueo de capitales haya iniciado el trámite para lograr que el Tribunal Supremo cita a la senadora en calidad de imputa.

Las declaraciones previstas por el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia por el supuesto blanqueo de 50.000 euros en el seno del grupo municipal del PP en la capital del Turia concluyeron este lunes con la comparecencia de tres asesores de este grupo, según informó el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

Los investigadores tuvieron conocimiento del supuesto blanqueo a raíz de unas escuchas entre el exgerente de Imelsa Marcos Benavent y la entonces concejala de Cultura María José Alcón, esposa del exvicealcalde Alfonso Grau, procesado en el caso Nóos y que este lunes quedó en libertad tras ser detenido por un supuesto delito de cohecho.

Tras la ronda de declaraciones siguen imputadas 49 personas en la pieza, la mayoría concejales, exediles y asesores del PP en la etapa de Barberá. De hecho, permanecen investigados nueve de los diez actuales concejales del PP en el Ayuntamiento de Valencia, que fueron en la lista que encabezó la exalcaldesa en las elecciones del pasado mes de mayo. Las pesquisas se centran en el blanqueo de 50.000 euros en la campaña para los citados comicios y la Fiscalía Anticurrupción cree que existen indicios de delitos para imputar a Barberá, por lo que ha solicitado al juez que la investigue.

La exalcaldesa de Valencia y senadora del PP hizo público un comunicado el pasado 2 de febrero en el que afirmaba que "ningún contrato del Ayuntamiento de Valencia se ha amañado, ni ha habido ninguna mordida, ni desvío a financiación ilegal".

Barberá añadía que las adjudicaciones del Ayuntamiento de Valencia, durante los 24 años que fue alcaldesa, "no se han puesto en duda".

Imagen del registro de la Guardia Civil en el despacho del PP en el Ayuntamiento
Imagen del registro de la Guardia Civil en el despacho del PP en el Ayuntamiento- ROBER SOLSONA

En su petición a la Cámara Alta, el magistrado solicita a la Mesa del Senado que "a los efectos de determinar la competencia del órgano judicial sobre hechos referidos a la causa penal referenciada que se sigue en este juzgado" remita "certificación sobre la condición actual de senadora en la presente legislatura" de Rita Barberá.

Una vez tomadas todas las declaraciones pertinentes, el juez instructor, Víctor Gómez, tendría que elevar una exposición razonada al Tribunal Supremo (vistos los indicios de delito) para que este decida si asume el asunto, ya que Barberá goza de la condición de aforado al ser aforada. El hecho de que el magistrado haya decidido abrir una pieza separada «facilita» que esto suceda a nivel práctico y la explicación ya se está preparando. Mientras, el secreto de sumario se mantendrá hasta el 14 de marzo.

Suplicatorio al Senado: el paso definitivo

En el caso de que el TS decidiera seguir adelante, plantearía un suplicatorio al Senado. Allí se cumpliría con el reglamento que existe al respecto, según el cual el presidente lo recibiría y lo remitiría a la Comisión de Suplicatorios. Aunque el PP cuenta con mayoría en la Cámara Alta, no podría rechazar la concesión aunque quisiera, puesto que de acuerdo con los principios establecidos por el Tribunal Constitucional, la negativa a otorgar la autorización sólo puede producirse en caso de que, hecha la acusación penal, se percibiera en la querella un intento de alterar la composición del Senado o su funcionamiento.

La comisión procedería a llamar a Barberá para escuchar su razonamiento y emitiría un dictamen en el plazo máximo de un mes. Posteriormente, su debate sería incluido en el orden del día del primer pleno ordinario que se celebre (este punto, en cualquier caso, sería tratado en sesión secreta). Una vez hubiera acuerdo, el presidente del Senado daría traslado del mismo al Tribunal Supremo en el plazo de ocho días. El TS, una vez recibido, ya podría llamar a declarar a Barberá.

El juzgado de instrucción número 18 de Valencia investiga si los populares de la ciudad de Valencia manejaban una «contabilidad B». De acuerdo con las pesquisas, los contratistas de obra pública aportaban dinero al partido y éste lo «lavaba» por distintos procedimientos.

Uno de ellos pasaba por devolver a los concejales, asesores y militantes de confianza los donativos que habían realizado al partido en sobres con billetes de quinientos euros. La investigación apunta a que solo en la campaña electoral de las pasadas municipales se blanquearon a través de este procedimiento 50.000 euros.

La trama ponía como condición para devolver los donativos que el dinero no se ingresara en cuentas bancarias. Los investigadores han constatado que algunos concejales gastaron el efectivo en compras en grandes almacenes. Otros, en cambio, sí lo ingresaron en el banco. La ya exsecretaria del grupo municipal del Partido Popular de Valencia Mari Carmen García-Fuster está considerada la mano ejecutora de la trama que reclamaba los donativos para ocultar, mediante el blanqueo de dinero, la financiación irregular de la formación. García-Fuster fue cesada tras su detención. A pesar de que el fiscal reclamó cárcel provisional, el juez la dejó libre bajo fianza de 150.000 euros.

Imagen de Luis Santamaría, presidente de la gestora del PP en Valencia
Imagen de Luis Santamaría, presidente de la gestora del PP en Valencia- ROBER SOLSONA

Consecuencias políticas: gestora en Valencia

En su vertiente política, este caso ha supuesto la práctica disolución de la organización del partido en la ciudad, tras la suspensión de militancia del presidente local del partido y portavoz, Alfonso Novo, y el nombramiento, el pasado viernes, del diputado y exconseller Luis Santamaría como responsable de la nueva gestora.

De las escuchas, registros y testimonios recabados durante meses en la investigación del conocido como caso Imelsa se han destapado al menos otras dos ramificaciones al margen de este supuesto caso de blanqueo.

En total son más de 80 los investigados entre políticos, asesores y empresarios por varios delitos contra la administración pública, entre ellos los de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho, fraude, falsedad y blanqueo de capitales, contenidos en un sumario que seguirá siendo secreto al menos hasta el 14 de marzo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios