Cataluña - Política

La Fiscalía acusa a Forcadell de «despreciar» la Constitución y «dinamitar» el modelo de Estado

El ministerio público presenta ante el TSJC la querella contra la presidenta del Parlament por los delitos de desobediencia y prevaricación

Forcadell, durante la pasada Diada
Forcadell, durante la pasada Diada - INÉS BAUCELLS

La Fiscalía Superior de Cataluña ha presentado hoy una querella contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a la que acusa de los delitos de prevaricación y desobediencia al Tribunal Constitucional (TC) al permitir que la cámara catalana votara la hoja de ruta independentista.

Dada la condición de aforada de Forcadell, que hoy mismo está presidiendo un pleno en el Parlament, la querella ha sido interpuesta ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), dos días después de que la Fiscalía General del Estado ordenara a la Fiscalía catalana que la presentara a raíz de una denuncia del Constitucional.

La querella se presenta por la tramitación en el Parlament el pasado mes de julio de las conclusiones de la comisión del Proceso Constituyente, en las que los grupos de JpS y la CUP detallaban lo que se ha conocido como la hoja de ruta de desconexión.

En su escrito, la Fiscalía es muy dura en los términos en los que se refiere a Forcadell, a la que considera responable personal por tramitar una resolución que "desconoce y vulnera las normas constitucionales que residecian en el pueblo español la soberanía nacional y que, en correspondencia con ello, afirman la unidad de la nación española".

En la misma línea, la querella recuerda que "la cámara catalana no puede erigirse en fuente de legitimidad jurídica y política", y en concreto en alusión a Forcadell le reprocha tener la "voluntad inequívoca e irreversible de llevar adelante su proyecto político por la fuerza de los hechos consumados con total desprecio de la Constitución de 1978".

De igual forma, califica de "ardid" la estrategia de la presidenta de la Cámara y de los grupos soberanistas para "eludir la intervención de la mesa", varios de cuyos miembros, además del propio letrado del Parlament, alertaron de la ilegalidad que se estaba cometiendo.

Fiscalía acusa en este sentido a Forcadell de actuar de manera premeditada "dinamitando el sistema de distribución de competencias" entre las administraciones que emana de la Constitución.

Forcadell, por su parte, ha replicado en su cuenta de Twitter que «lo que dinamita el Estado es la corrupción, que se anulen leyes contra la pobreza energética y que no se respete la libertad de expresión». «Es el Estado el que continúa sin respetar la separación de poderes y quien coarta el derecho de participación de los diputados escogidos democráticamente», ha añadido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios