Forcadell saluda a la guardia de honor de los Mossos a las puertas del Parlament | Vídeo: Lazos amarillos en los escaños de los ausentes - EFE

Puigdemont renuncia al voto delegado, que sólo piden los tres diputados presos

Puigdemont y los consellers que están en Bruselas no votarán en el pleno que se celebra este miércoles

Los tres diputados electos en prisión preventiva han pedido participarán de forma «delegada» en el pleno

Ciudadanos, PSC y PP no recurrirán el voto delegado si se limita a los diputados encarcelados

BARCELONAActualizado:

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont no solicitará el voto delegado en la sesión constitutiva del Parlamento catalán que se celebrará esta mañana en Barcelona, según ha explicado el exconsejero y diputado de Junts per Catalunya (JpC), Jordi Turull. Por su parte, el resto de los «consellers» cesados que están en Bruselas tampoco lo harán, según ha agregado el exconseller de la Presidencia, un hombre muy cercano a Puigdemont.

A su vez, el líder de ERC, Oriol Junqueras, y los diputados de JpC Joaquim Forn y Jordi Sánchez -todos ellos en prisión preventiva- sí han pedido delegar su voto. Desde el bloque constitucionalista, Ciudadanos, el PSC y el PP han decidido no recurrir esta decisión siempre y cuando el voto delegado se limite sólo a los diputados encarcelado que no huyeron a Bélgica como sí hizo Puigdemont.

Según confirmaron fuentes de Junts per Catalunya a ABC, Turull será el encargado de depositar los votos del exconseller de Interior Joaquim Forn y del exlíder de la ANC Jordi Sánchez, presos en Estremera y Soto del Real respectivamente en el pleno de hoy.

Así las cosas, no se prevén recursos derivados de la delegación de voto en el pleno de este miércoles en el que se abre la XII Legislatura. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya anunció su voluntad de recurrir la delegación de voto si la solicitaban los diputados electos que están en Bélgica y que estudiaría hacerlo con los tres reclusos.

Los diputados presos sí solicitan el voto delegado

El líder de ERC, Oriol Junqueras, y los diputados electos de JpC Joaquim Forn y Jordi Sánchez son los únicos independentistas ausentes en la sesión constitutiva del Parlamento, que se celebra este miércoles, que han solicitado delegar su voto.

Junqueras ha tramitado la petición para que la secretaria general de ERC y también diputada electa, Marta Rovira, vote en su nombre, según el documento al que ha tenido acceso Ep, mientras que los dos encarcelados de JpC tiene intención de hacerlo lo el consejero de Presidencia destituido, Jordi Turull.

Fuentes de la coalición independentista han explicado que la mayoría independentista está garantizada en la Mesa de la Cámara y que el voto delegado de los diputados electos que se encuentran en Bélgica se tramitará cuando esté constituido el Parlamento. Según anunciaron ayer JpC y ERC, el joven diputado republicano Roger Torrent presidirá la cámara catalana, al recibir el apoyo de las principales formaciones secesionistas.

El público se ha concentrando en el Paseo de Lluís Companys, en las inmediaciones del Parlament
El público se ha concentrando en el Paseo de Lluís Companys, en las inmediaciones del Parlament - EFE

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural han convocado a sus fieles seguidores a seguir el pleno de hoy desde el exterior de hemiciclo, situado en el decimonónico parque de la Ciutadella de Barcelona. Hasta allí se han desplazado más de un centenar de personas con banderas independentistas y pancartas, que han podido seguir la sesión a través de unas pantallas gigantes instaladas en elPaseo de Lluís Companys de la capital catalana.

El hermano de Pasqual Maragall preside el pleno

«Hoy es un día para mirar adelante, pero también para recordar de dónde venimos y para entender por qué estamos aquí», ha proclamado el diputado republicano Ernest Maragall, que como electo de más edad ha presidido este primer pleno, en el que se elige el presidente definitivo y la Mesa de la cámara.

«Nosotros seguiremos, hemos aprendido, conocemos nuestra fuerza y la del Estado», ha aseverado Maragall después de recordar las ausencias del presidente Puigdemont y sus «consellers cesados» huidos a Bélgica o encarcelados.

El discurso de Maragall ha sido eminentemente político y ha incluido puyas al Estado, a la que ha acusado de «no saber ganar» y trbajar siempre por «derrotar» al adversario. «Moltes gràcies y visca Catalunya» ha reblado el hermano del expresidente de la Generalitat Pascual Maragall (del PSC). Esta «declaración institucional» de alto voltaje ha precedido la votación para elegir al presidente de la Cámara.